El Rincón Fertilidad, a saldar cuentas con la competición liguera

Emma Boada, durante el partido en casa ante el Aula Valladolid. /Germán Pozo
Emma Boada, durante el partido en casa ante el Aula Valladolid. / Germán Pozo

El cuadro malagueño busca escalar posiciones en la clasificación ante el Helvetia Alcobendas, al que se medirá hoy, a las 20.00 horas, en casa

MARINA RIVAS

El calendario parecía haberse tomado un respiro, pero sólo fue una impresión. En un último mes frenético, el Rincón Fertilidad sacó su artillería para hacerse con dos de los claros objetivos de la temporadas. Por un lado, el pase a cuartos de final de la Challenge Cup europea para, al menos, igualar la situación del pasado curso y por otro, el billete para la fase final de la Copa de la Reina de Baracaldo, la cuarta en la que participa de forma consecutiva. Ahora el conjunto malagueño tendrá que empezar a saldar cuentas con una Liga Guerreras que tiene algo atascada.

En las últimas cinco jornadas de la competición liguera, el conjunto de Diego Carrasco ha perdido cuatro encuentros y ganado uno, fuera de casa ante el Zuazo. Aunque aquella victoria compleja calmó temporalmente al equipo hace dos jornadas, en la última volvió la agonía, sobre todo por la frustración de no conseguir entrar en el partido ante el Bera Bera y ceder de forma contundente. Acabó pagando el cansancio ante el cuadro vasco, que, en racha, también eliminó en Copa al rival al que hoy se enfrena el Rincón Fertilidad. Ahora, al menos, juega tras siete días de descanso de las competiciones.

Con el único propósito de volver a tutear a los situados en la parte alta de la clasificación, el cuadro malagueño, que ahora es octavo, buscará regresar a la senda de la victoria ante un deficiente Alcobendas, segundo por la cola y que sólo ha sumado una victoria y tres empates esta campaña; eso sí, dos de estos en las últimas cinco jornadas. Echando un vistazo a las cifras, lo primero que destaca del conjunto madrileño es su clara falta de gol. Mientras su media es de 20 goles por partido, la segunda más pobre de la Liga, la del Rincón Fertilidad asciende a 27. La inclinación de este contricante por mantener una estrategia más defensiva se manifiesta en aspectos como su promedio de tantos encajados (25 por partido), el mejor de la parte media y baja de la tabla. Por ello, en partidos como hoy, lejos de mantener una confianza ciega en la victoria, se debe trabajar para buscar huecos en la defensa. Sin duda, una tarea que cumple bastante bien Emma Boada, tanto repartiendo balones como por su facilidad para escabullirse e intuir las debilidades del contrario.

Buena forma física

Además del ya conocido gusto de las hermanas López por el gol, otra de las jugadoras que ha demostrado una gran progresión en los últimos días ha sido la primera línea Nuria Andreu, que realizó un gran trabajo y partió en el siete inicial en el duelo de vuelta ante el Istogu de Kosovo y el clasificatorio de Copa contra el Castellón. A este momento de gloria de la alicantina tras una larga recuperación por lesión se unen otras dos buenas noticias. La primera, la facilidad con la que la pivote brasileña Isaura se ha adaptado (sin hablar castellano), aportando tanto en defensa como en ataque, y la segunda, la reincorporación de la uruguaya Iara Grosso, a la que Carrasco volvió a activar su ficha tras la marcha de Agustina. Este podría ser un buen momento para que recuperase confianza y contribuyese a zanjar la mala racha liguera.

Rincón Fertilidad

Entrenador: Diego Carrasco

Su punto fuerte. La capacidad de gol y la buena forma física.

Su punto débil. La frustración cuando se adelanta el rival.

Atención a: Emma Boada. Tiene una gran rapidez para plantear jugadas y buscar huecos del rival.

El rival: Alcobendas

Entrenador: Cristina Cabeza

Su punto fuerte. La escasa cantidad de goles encajados que promedia por partido.

Su punto débil. La falta de iniciativa ofensiva y la mala racha continuada.

Atención a: Teresa Francés. La capitana ha sido convocada con las 'guerreras'. Genera peligro.