El Rincón Fertilidad, con una eliminatoria en sus manos y dos en las del azar

Isaura y Nuria Andreu tatan de taponar un disparo en el partido contra el Istoglu el domingo. /Raúl Romero
Isaura y Nuria Andreu tatan de taponar un disparo en el partido contra el Istoglu el domingo. / Raúl Romero

Esta semana el equipo se jugará el pase a la Copa de la Reina y se conocerán los posibles rivales cara a la fase final y los cuartos de la Challenge Cup europea

MARINA RIVAS

Esta semana será intensa para el Rincón Fertilidad, que tendrá que controlar la alegría tras lograr el objetivo del pase a cuartos de la Challenge Cup. Le toca ponerse serio al conjunto de Diego Carrasco para conseguir otra de las metas que se impuso al principio de la campaña: ganarse un hueco en la que sería su cuarta fase final de la Copa de la Reina, que se disputará del 26 al 28 de abril en Baracaldo. Para ello, tendrá que acabar la tarea que comenzó al imponerse al Castellón por 23-26 a domicilio, en un partido que le ayudó a recuperar confianza tras una extensa mala racha liguera.

Se trata de la segunda eliminatoria más abierta de la última fase de clasificación, dada la igualdad en el marcador, aunque esta vez el cuadro malagueño contará con el aliciente de jugar en casa, concretamente el sábado a las 17.30 horas en el pabellón municipal de Coín. Aunque con un calendario de vértigo, el Rincón Fertilidad llega motivado y con energía tras descansar buena parte del equipo en el segundo partido ante el Istogu de Kosovo; mientras, su rival sigue sin alzar el vuelo en una Liga Guerreras Iberdrola en la que sólo ha ganado un encuentro.

Respecto al resto de eliminatorias cara al torneo del K. O. todas se cerrarán esta semana. De hecho, hoy mismo se conocerán los dos primeros clasificados (más allá del Zuazo, al que le tocará ejercer de anfitrión este año). Serán los resultantes del Rocasa Gran Canaria-Morvedere y del Bera Bera-Helvetia Alcobendas. Mientras que el cuadro vasco sí que dejó su destino más encarrilado en la ida al superar al conjunto madrileño por 21-31, el cruce restante quedó totalmente abierto. El intenso calendario de las canarias (que también militan en la Challenge Cup) les pasó factura en la ida, por lo que no pudieron más que forzar el empate a 26 ante el Morvedre, recién ascendido a la División de Honor y antepenúltimo en la tabla.

El pabellón municipal de Coín acogerá el duelo ante el Castellón el sábado, a las 17.30 horas

El resto de conjuntos tendrá que esperar hasta el sábado, igual que el Rincón Fertilidad. En una intensa tarde de balonmano por toda España, se disputarán el Granollers-Porriño, el Atlético Guardés-Elche (donde compite la malagueña Ana González) y el Aula Valladolid-Canyamelar. En estos casos, aunque todavía quede espacio para la sorpresa, la balanza parece inclinarse a favor del conjunto vallisoletano (acabó 23-29 en la ida); del ilicitano, que dio la sorpresa al imponerse con contundencia en el primer cruce (34-21), y del equipo catalán, que siguió los pasos del Elche y no dio opción a las gallegas (17-31).

Los sorteos

Una vez resuelta la incógnita de los participantes, al final de la semana, sólo quedará rogarle a la suerte cara al emparejamiento con el siguiente rival. En el caso de la Copa, todavía se desconoce cuándo se llevará a cabo el sorteo, aunque para el de cuartos de la Challenge Cup todo apunta a que será la semana que viene. Y es que entre el sábado y el domingo también se cerrará la fase de octavos. En cuartos esperan ya el Boden Noruego (donde compite la malagueña Virginia Fernández), el HC Gomel bielorruso, el Pogon Szczecin polaco y el Rincón Fertilidad. Queda la resolución del Geonius-Quintus, el Rocasa-Ankara, el Femina Vise-Kristianstand y el Pelister-Naisa Nis (estos dos últimos todavía no han comenzado la eliminatoria).

Sobre los posibles rivales, el técnico malagueño, Diego Carrasco, explica sus prioridades: «No queremos croatas, polacas ni al Rocasa, también porque nos gusta jugar con otros equipos de Europa, pero a ver qué nos trae el sorteo. No nos disgustaría el Boden, sobre todo porque está allí Virginia y porque es un equipo al que conocemos más, porque hemos visto varias veces. Quizá ahí tendríamos posibilidades también». El objetivo, depare lo que depare el azar, será siempre el mismo: «Queremos meternos en semifinales, subir un peldaño más y demostrar que sabemos ganar», clama el entrenador.