Damián Quintero se queda sin el oro y María Torres logra el bronce

Damián Quintero, en pleno vuelo durante su actuación de ayer en el Mundial./AFP
Damián Quintero, en pleno vuelo durante su actuación de ayer en el Mundial. / AFP

El malagueño no tuvo opciones ante el japonés Ryo Kiyuna, que firmó un ejercicio perfecto y revalidó el título mundial de katas

JUAN CALDERÓN y MARINA RIVAS

Jornada de contrastes para los dos representantes malagueños que han competido en el Mundial de kárate que se celebra en Madrid. Mientras Damián Quintero no pudo lograr el oro en la modalida de katas, María Torres consiguió su primera medalla absoluta en la especialida de kumite al conseguir el bronce con el equipo nacional femenino.

Todas las miradas estaban puestas en la actuación de Quintero y en ese duelo que mantiene por el dominio mundial con el Ryo Kiyuna. El malagueño fue el primero en actuar. Se le veía concentrado, motivado y seguro. Para la final eligió un espectacular kata.

Más...

El japonés Ryo Kiyuna logró la victoria por decisión unánime de los jueces (5-0) después de realizar un ejercicio perfecto y de gran complejidad denominado Anan Dai y que fue de mayor duración que el del malagueño.

Quintero presentó el espectacular kata Chatanyara Kushanku, que incluyó un gran salto (recogido en la imagen de la derecha) que arrancó los aplausos del público, pero el japonés fue un rival imbatible con su condición física inigualable y su técnica sin parangón en el kárate actual. El ejercicio del japonés, que revalidó el título mundial, dejó al malagueño sin el único título que le falta a su gran palmarés.

Sandra Sánchez logró el oro en la final femenina de katas al superar a la japonesa Shimizu

Kiyuna, número uno mundial, prolongó su reinado un año más y llegará en 2020 a los Juegos de Tokio como campeón invicto desde 2014. Esta cita será la primera en la que el kárate está incluido en el programa de unos Juegos. Quintero se perfila como una seria opción de medalla si es capaz de mantener el nivel actual en estos dos años.

La alegría de Torres

Si la plata de Quintero dejó un regusto amargo, la alegría llegó con María Torres. La malagueña logró su primera presea internacional en la máxima categoría, la sénior, en la que se metió de lleno este año por primera vez. Una modalidad en la que la joven, de 21 años, forma equipo con María Cristina Ferrer (-61 kilos), Cristina Vizcaíno (-68) y Laura Palacio (+68), protagonistas del ansiado tercer puesto.

María Torres, segunda por la derecha, junto a sus compañeras del equipo de kumite español.
María Torres, segunda por la derecha, junto a sus compañeras del equipo de kumite español. / EFE

Esta selección española de combate femenino quedó relegada a la lucha por el bronce el pasado viernes, tras ganar solventemente a los combinados de México, Italia y Austria antes de caer ya en semifinales frente a una de las potencias favoritas al oro, la de Japón. En este último duelo, España se midió a Irán, que entró tras pasar la repesca y que puso en aprietos al cuadro nacional, con el que cayó por sólo 1-0. En este tipo de modalidad, cabe destacar que se disputan tres combates: la victoria suma un punto para el ganador y tanto la derrota como el empate no suman ni una cifra al marcador.

En esta lucha por el tercer puesto del podio se produjeron dos empates, los de Ferrer y Palacio, y una victoria que dio la alegría a España, la de Vizcaíno, la primera en pisar el tatami y que se adjudicó un 2-0 en su triunfo. Por esa razón, hay que destacar que la malagueña, que partía como la novedad del equipo español en este Mundial, no participó en este último duelo, aunque sí lo hizo el viernes durante la competición, donde cabe reseñar el empate, en semifinales, ante la rival nipona.

Un triunfo para un combinado que partía con opciones de medalla y que no ha defraudado, y un gran paso para Torres, al alzarse con este primer logro mundial en categoría absoluta.

La gran noticia para el kárate español llegó con Sandra Sánchez, que se proclamó campeona mundial de kata por 3-2 al imponerse en la final a la japonesa Kiyou Shimizu, ganadora en las dos anteriores ediciones. La karateca de 37 años, nacida en Talavera de la Reina, número uno de la clasificación mundial y ganadora de la Premier League, logra su primer triunfo individual de categoría universal, que suma a sus cuatro campeonatos de Europa.

Estas tres medallas se suman en el botín español al bronce de Babacar Seck en +84 kilos y otras tres (oro, plata y bronce) en parakárate, y confirma a esta selección como potencia mundial, pese al salto de calidad dado por terceros países tras la conversión del kárate en deporte olímpico.

Temas

Madrid

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos