Puliendo el talento de ‘La Esencia’

Molina se entrena cada día en las instalaciones del gimnasio Saga Heredia./Migue Fernández
Molina se entrena cada día en las instalaciones del gimnasio Saga Heredia. / Migue Fernández

El joven Samuel Molina se ha convertido en la gran promesa del boxeo malagueño

FERNANDO MORGADO

En el gimnasio Saga Heredia conviven muchas generaciones de boxeadores y cada una tiene en la anterior un ídolo al que imitar. Hace sólo un par de años, Samuel Molina miraba de reojo a Ronny Landaeta, ‘El Llanero’, mientras se entrenaba en la nave del Polígono La Estrella. Ahora es él, con apenas 19 años, el espejo para los más pequeños, que se despiden con timidez de Molina mientras este atiende a la entrevista. Son las nueve de la noche y el gimnasio comienza a vaciarse. Samuel Molina no se ha entrenado esta tarde. Viene de la consulta del fisioterapeuta, al que suele visitar varias veces durante la semana antes de subirse al ring para hacer «una puesta a punto». El sábado 24 de febrero se enfrentó al italiano Fabrizio Trotta en el ring del Saga Heredia.

Campeón de España amateur en 2016 y 2017, debutó como profesional el año pasado y sigue invicto después de seis combates

Hay muchas esperanzas puestas en Molina, para muchos la gran promesa del boxeo malagueño, pero a él parecen no pesarles. Sólo hay que fijarse en lo grandilocuente de su apodo, ‘La Esencia’, que en su momento le puso su entrenador Boris Heredia. «Lo tiene todo en el boxeo: es rápido, inteligente, constante y tiene actitud de ganador. A cada momento se plantea nuevos caminos y yo me los planteo con él», asegura Heredia, mentor de Molina junto a una auténtica leyenda del boxeo malagueño, su tío José Luis, conocido como ‘Heredia III’. Hasta ahora, Molina ha cumplido con las expectativas: fue campeón de España amateur en 2016 y 2017 y desde su debut como profesional en agosto del año pasado ha ganado los seis combates que ha disputado, dos de ellos por K.O.

Sus datos

Nombre
Samuel Molina.
Apodo
‘La Esencia’.
Fecha de nacimiento
29 de noviembre de 1998.
Debut como profesional
5 de agosto de 2017.
Categoría
Peso ligero.
Combates ganados
5/8/2017: Ignasi Caballero (KO técnico). 16/9/2017: Marian Marius. 21/10/2017: Kevin Baldospino. 2/12/2017: Lesther Cantillano (KO). 13/1/2018: Franklin Varela. 24/2/2018: Fabrizio Trotta.

Igual que a sus entrenadores, la afición de Molina por el boxeo le viene de familia. Su padre se enfundó los guantes en su juventud, aunque nunca de forma profesional. Samuel, al que su madre intentó apartar por todos los medios del cuadrilátero, comenzó jugando al fútbol en las categorías inferiores de equipos como Portada Alta, Mortadelo o Malaka. Pero con 13 años convenció a un amigo para probar el boxeo en un gimnasio de su barrio. Pronto se pasó a la Peña El Sombrero y, en 2012, a Saga Heredia, donde pule su talento día a día en sesiones tanto por la mañana como por la tarde.

En estos momentos Molina se dedica por completo al boxeo, un deporte que le ha aportado «confianza y amigos» y le ha enseñado a ser «más respetuoso y disciplinado». Se define a sí mismo como un púgil «preciso, inteligente y con sangre fría» y tiene igual de claro cuál es la faceta en la que más puede mejorar. «Quizá pueda ser más agresivo», comenta en un rincón del gimnasio, un lugar que para él es algo más: «Esta es mi otra familia.Sudamos y sangramos juntos».

Máxima motivación

Samuel Molina tiene hambre de títulos y se le nota. Este año tiene en mente el Campeonato del Mundo júnior y el título nacional. Pero si algo exige el boxeo es paciencia, como explica Boris Heredia: «En el cuadrilátero y en la vida luchas y no obtienes resultados a corto plazo. Un día tropiezas y al día siguiente tienes que venir con ganas de evolucionar. Eso es lo que convierte a Samuel en un grande».

El boxeador tiene en mente el Campeonato del Mundo júnior y el título nacional

El joven se siente preparado para codearse con la élite de su categoría: «Para ser el mejor hay que entrenarse y pelear con los mejores. Es la única forma». Y él tiene en Saga Heredia un ejemplo a seguir, el de Ronny Alexander Landaeta, ‘El Llanero’, tres veces campeón de España de peso súper medio. También se fija en otro venezolano, Jorge Linares, y en el mexicano Saúl ‘El Canelo’ Álvarez. El paso a profesional el año pasado fue «un sueño y una motivación» para el boxeador malagueño, que recuerda la pelea por el título nacional amateur en 2016 como uno de los momentos más duros de su corta carrera. Una inoportuna fiebre casi no le deja competir, pero finalmente se trajo el cinturón de campeón de la localidad murciana de Los Alcázares.

Si Molina desprende confianza en sí mismo, su entrenador no es menos. «En Samuel viven un niño y un hombre a la vez. Avanza rápido porque se deja enseñar y tiene siempre el oído puesto en su esquina. Sabe sacar el máximo partido a cada entrenamiento y además es prudente y educado dentro y fuera del ring. Sin subestimar a nadie, él sabe lo que vale. Que se preparen sus contrincantes», explica Heredia.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos