Paula Nieto da el salto a la élite

Paula Nieto hace una estirada para despejar por alto un remate. /J. Rodríguez
Paula Nieto hace una estirada para despejar por alto un remate. / J. Rodríguez

La marbellí de 17 años se proclama subcampeona de la Copa de la Reina defendiendo la portería del Sant Andreu

JULIO RODRÍGUEZ

Paula Nieto Jasny ha aprovechado la oportunidad que llevaba tres temporadas esperando. La portera del Sant Andreu de la división de Honor del Waterpolo nacional se proclamó con su equipo subcampeona de la Copa de la Reina disputada el pasado fin de semana en la piscina de San Feliu de Llobregat. La marbellera de tan solo 17 años defendió el arco ante la ausencia de la titular habitual María Elena Sánchez por una lesión en el codo. Pese a caer en el partido decisivo por 11-9 contra las máximas favoritas, el Atropool Sabadell, el aspirante estuvo muy cerca de dar la sorpresa. De hecho afrontó el último cuarto con un parcial favorable de 7-8. El Sabadell es al waterpolo lo que el Real Madrid o Barcelona al fútbol. Lleva tres años sin perder un partido en competición nacional y el Sant Andreu rozó la sorpresa en un partido de alto nivel.

La gran revelación del campeonato copero fue Paula Nieto por su gran rendimiento pese a su precocidad. Debutó de inicio en cuartos de final contra el anfitrión, Sant Feliu al que se impuso por 7-17. El primer contacto fue el más delicado. «Al principio sales nerviosa. No he tenido muchos partidos en División de Honor y tenía que adaptarme», explicó a SUR. En semifinales las de Javi Aznar se deshicieron del CN Rubí por 6-14 para plantarse en la final contra un equipo plagado de jugadoras internacionales. Al contrario de lo que se pueda pensar, la malagueña vivió su mejor momento. «En la final me sentí más cómoda, concentrada y sabiendo la oportunidad que teníamos de medirnos contra un gran equipo. Cuando acabas perdiendo es inevitable la decepción, pero más tarde te sientes mejor por como luchamos y lo que ha significado para mí este campeonato», comentó.

Aprovechó la ausencia de la titular, María Elena Sánchez, para jugar y batir al Sabadell, gran referente del waterpolo femenino español

«Al principio sales nerviosa. No había jugado mucho en División de Honor y tenía que adaptarme»

«Estoy preparada para jugar, pero espero que se recupere mi compañera», afirma

Formada en las categorías inferiores del Club Waterpolo Marbella, la proyección de Paula no sorprende examinando sus logros en tan poco tiempo. En 2015 fue nombrada mejor jugadora de Andalucía por la federación regional. Ese mismo año logró el premio a la deportista promesa de Marbella en la Gala del Deporte municipal. En 2016 sus padres aceptaron la petición que le negó un año antes para marcharse a Cataluña para formarse con las mejores jugadoras del país. Esa misma temporada ya debutó con el primer equipo en División de Honor. A todos los efectos es jugadora del conjunto de Javier Aznar aunque disputa de manera simultánea la liga juvenil.

El pasado verano se destapó como la figura a la que apunta logrando el campeonato del mundo juvenil con la selección española femenina en Belgrado, Serbia, tras derrotar a Italia. No comenzó de inicio, pero su papel fue imprescindible en unas semifinales muy igualadas con la poderosa Grecia. El seleccionador, Javi Aznar, es su actual entrenador y principal valedor de Paula. «Quiero ser profesional del waterpolo e ir a unos Juegos Olímpicos. En mi mente está por delante a irme a estudiar a Estados Unidos donde también podría seguir formándome. Pero ahora quiero seguir aquí».

En lo que llevamos de campaña su grado de madurez ha crecido al lado de jugadoras como Pili Peña – campeona de Europa, del Mundo y subcampeona olímpica en Londres. El próximo lunes cumplirá 18 años y su regalo puede llegar en forma de otra gran oportunidad. El San Andreu disputará por primera vez en su historia unos cuartos de final de la Euroliga el 23 de febrero contra Olympiacos. «Estoy preparada para jugar. Yo espero que se recupere mi compañera porque somos un equipo y entiendo que ella sea la prioridad».

Paula no solo es una ejemplo para las canteras del CW Marbella de las que guarda gran recuerdo. «Echo de menos esa cercanía de club en el que todos nos conocemos porque es más pequeño». También ha abierto el camino a su hermano. Con quince años el marbellero, Lucas Nieto juega, con el equipo cadete del Sant Andreu y ya ha debutado con gol en el absoluto.

 

Fotos

Vídeos