Natalia De Miguel, bronce en remo los Juegos Mediterráneos

Natalia De Miguel, bronce en remo los Juegos Mediterráneos

La malagueña pasó de la repesca al podio estrenándose en el skiff individual en peso ligero a nivel internacional

MARINA RIVAS

Después de dejarse la piel por pasar de la repesca en las fases clasificatorias a lograr un hueco en la final, la malagueña, Natalia de Miguel ha logrado, esta mañana hacerse con la medalla de bronce en los Juegos Mediterráneos en Tarragona. Lo ha hecho, además, debutando como internacional en la embarcación (skiff) individual y en la distancia de 1.000 metros, eso sí, en su peso de siempre, el peso ligero (menos de 59 kilos). Una medalla que se convierte en su segunda presea absoluta fuera del ámbito nacional, escasos dos meses antes del Mundial absoluto, al que espera poder acudir.

No fue fácil, hubo un momento, el de la repesca en el que veía como se alejaba su meta de llegar, al menos, a la final en Tarragona, «Empecé mal, me tocó una regata bastante complicada, una manga bastante más rápida que la otra y con todos los tiempos muy igualados, pero lo hice muy bien y ya pude meterme en la final», explica. Ya en la final y con algo de viento en contra, las malagueña comenzó más fuerte que nunca. Así explica el trascurso de la regata: «Salí primera, después nos igualamos bastante las cuatro, empezaron a coger ellas el ritmo y lo me quedé un poco atrás, todo el rato cuarta y al final, en los últimos 400 metros ya me vine arriba y tenía claro que iba a luchar por la medalla».

Lo hizo además, con una motivación extra, una variante de a la que suele recurrir en los momentos de cansancio durante la carrera. «En una regata normal cuando estoy casada empiezo a contar las paladas, para que mi cabeza sólo piense en tirar, pero aquí cada palada era por cada una de las personas que me hizo llegar hasta aquí», destaca. Finalmente, con 3.52:83 y, teniendo que recurrir los jueces a la 'photo finish', dado que la segunda en meta llegó en 3.52:49, De Miguel pudo respirar aliviada y esbozar una sonrisa. A lo que cabe destacar que encabezaron el podio Italia y Grecia y, por detrás de España, Túnez y Portugal. Un nuevo triunfo para la selección española, sobre el que la malagueña clama más atención mediática: «Es un poco indignante, a nuestro deporte no se le ha hecho el caso que pienso que merece, ni siquiera para las finales. Nosotros también estamos aquí y hemos llevado 4 botes españoles a las finales», concluye.

 

Fotos

Vídeos