Ruzafa: «Tengo motivación y ganas; mi gran reto es conseguir el octavo título mundial»

El triatleta de cross rinconero, el pasado martes en los bosques de la isla danesa de Fyn. :: wagner araujo/
El triatleta de cross rinconero, el pasado martes en los bosques de la isla danesa de Fyn. :: wagner araujo

El deportista de Rincón de la Victoria afronta con mucha ambición la segunda parte de la temporada tras colgarse el oro en Dinamarca Rubén Ruzafa Triatleta heptacampeón del mundo de triatlón cross ITU y XTerra

Eugenio Cabezas
EUGENIO CABEZAS

Rubén Ruzafa se ha convertido en el primer triatleta de cross de la historia que consigue cuatro títulos mundiales de la Federación Internacional (ITU), superando así al sudafricano Conrad Stoltz, apodado 'el cavernícola', que sumó tres. Sin embargo, el deportista nacido en Valencia y afincado desde la infancia en Rincón de la Victoria tiene ahora por delante un nuevo reto, sumar la que sería su cuarta corona mundial XTerra, lo que lo igualaría con Stoltz, pero le permitiría ser el mejor de todos los tiempos, al alcanzar ocho títulos mundiales.

-¿Cómo fue la carrera del pasado martes en la isla danesa de Fyn?

-Todo salió bien, llegué en un gran estado de forma, tras ganar en Rincón de la Victoria, Portugal y Francia. La parte de natación fue algo más corta de lo habitual, sobre 1.000 metros, había muchas medusas y estaba muy fría, pero apenas perdí 45 segundos con el grupo de los favoritos. Luego en la bici eran 27 kilómetros, en dos vueltas, y muy pronto me puse ya en cabeza. Tuve una caída tras chocar con un árbol y me lastimé la muñeca, además de que tuve que colocar el manillar. A la segunda transición llegué con algo más de un minuto, y aunque el neozelandés Sam Osborne apretó al principio, creo que pagó el esfuerzo. Hice una carrera muy buena, sobre 10 kilómetros marqué un parcial de 36 minutos y 50 segundos.

-¿Qué se siente al ser el primer triatleta de la historia que suma cuatro títulos mundiales ITU?

-Estoy muy contento, es el resultado de muchos años de esfuerzos y, aunque el año pasado quedé segundo en el Mundial ITU en Canadá, por apenas diez segundos, y en los mundiales XTerra de Hawái llevo tres temporadas en las que no he conseguido ganar, ya que he quedado tercero en 2015, segundo en 2016 y otra vez tercero en 2017, estaba seguro de que podía volver a ganar. La gente me preguntaba cuándo me retiraba, porque veían que el año pasado no gané el oro, pero tengo mucha motivación y ganas, mi gran reto es conseguir el octavo título mundial, el próximo 28 de octubre en Maui, en Hawái.

-¿Cómo se encuentra físicamente tras la caída en Dinamarca?

-Nada más terminar la prueba me estuvo reconociendo un fisioterapeuta y me dijo que, en principio, no tengo nada roto en la muñeca, tengo molestias, pero no es un dolor insoportable, por lo que espero poder competir sin problemas este domingo en el XTerra de la República Checa.

-En el podio de Dinamarca lo acompañaron dos triatletas que no habían ganado medallas en los últimos años, ¿le sorprendió?

-Sí, tanto el neozelandés Sam Osborne como el francés Brice Daubord vienen del triatlón de carretera, y son gente más joven que yo, a la que les gusta competir también en las pruebas de bicicleta de montaña. Osborne hizo una gran carrera el otro día y estoy seguro de que lo veremos más veces ahí arriba en el podio. Normalmente estos triatletas que vienen de la carretera son muy buenos nadadores y corredores, pero van peor con la bicicleta de montaña.

-¿Siente el reconocimiento suficiente en España por sus éxitos deportivos? Parece que el triatlón cross es menos apreciado que el otro...

-Es verdad que en España lo que tiene más seguidores es el triatlón de carretera, el olímpico, a diferencia de otros países cercanos como Francia, donde soy muy conocido y hay muchísima afición al triatlón cross. Aunque por suerte, poco a poco a la gente le va gustando cada vez más esta otra forma de triatlón, en la que lo que cambia es la bicicleta de montaña y que la carrera a pie se hace por carriles o senderos.

-Supongo que habrá recibido muchas felicitaciones por su último título mundial, ¿ha estado entre ellos el sudafricano Conrad Stoltz?

-No, no (risas), Conrad no me ha felicitado todavía, de hecho cuando gané mi tercer mundial XTerra en Maui en 2014 ya me dijo que esperaba que no ganara más, porque él tiene cuatro. Luego sí he tenido muchísimos mensajes de gente que me conoce y me quiere, familiares, amigos, triatletas y otros deportistas, que se alegran muchísimo por mí, por este cuarto título mundial ITU. Por ahora no voy a retirarme, tengo mucha motivación para mejorar, a mis 34 años me queda cuerda para mucho rato. Si me respetan las lesiones y seguimos entrenando a este gran nivel creo que puedo conseguir más éxitos en los próximos años. Conrad Stoltz se retiró con 41 años, en 2014. Aún tengo margen para superarlo.

Más

 

Fotos

Vídeos