Maxi Sánchez y Sanyo Gutiérrez cumplen y se llevan el primer WPT del año

Maxi Sánchez y Sanyo Gutiérrez cumplen y se llevan el primer WPT del año

Marta Marrero y Marta Ortega se llevan en Marbella el primer duelo de la temporada entre las dos parejas de excompañeras

Iván Gelibter
IVÁN GELIBTER

La primera prueba del año del circuito profesional World Padel Tour 2019 ha acabado este domingo con dos finales dignas del año que se viene. El regreso de Marbella a la mejor competición de pádel del mundo ha traído consigo la victoria de los favoritos en la categoría masculina, pero también ejerció de juez de la primera contienda entre un duelo que se verá en repetidas ocasiones este año, y que enfrentó a dos parejas femeninas que acaban de comenzar su andadura juntas.

En categoría masculina, Maxi Sánchez y Sanyo Gutiérrez han consolidado en Marbella su liderato del ránking internacional de pádel. La pareja argentina, en su segundo año juntos, se mantienen arriba gracias al equilibrio entre la potencia de Sánchez y la solidez de Gutiérrez. Este domingo, sin embargo, lo han tenido realmente complicado ante la pareja andaluza de moda, formada por el sevillano Paquito Navarro y el gaditano Juan Lebrón, que en semifinales vencieron ante el histórico Fernando Belasteguín y Pablo Lima.

Al contrario de lo que suele ser habitual en ellos, Maxi y Sanyo entraron en la pista muy firmes y sin espacio para la duda. Una de sus mayores debilidades es que en ocasiones suelen tardar algo de tiempo en alcanzar su nivel, aunque en la final del World Padel Tour de Marbella el dominio fue extremo. Navarro-Lebrón apenas pudieron ganar uno de sus servicios, por lo que los argentinos se llevaron la primera manga por 6-1.

El segundo set ya fue otra historia. Espoleados por un público que estaba totalmente a su favor, Paquito y Juan salieron a por todas desde el primer juego y no dejaron escapar ninguno de sus primeros servicios. Los chicos entrenados por Ramiro Choya bajaron el nivel de errores no forzados y aumentaron los 'winners', y todo gracias a una estrategia que es poco habitual ver en el pádel profesional. Al ser ambos jugadores del lado del revés, se iban intercambiando de un sitio a otro de la pista, lo que hace más difícil plantear una estrategia a sus rivales.

Así, llegaron al 5-5 y servicio para los andaluces. En uno de los puntos decisivos, Sanyo Gutiérrez hizo notar por qué es probablemente el mejor jugador de derecha del circuito. Desde una posición forzada se sacó un remate liftado al paralelo de Paquito Navarro, que nada más tocar la pared se fue para el costado y salió por tres metros, lo que provocó el delirio del público a pesar de que les situaba con 6-5 a favor y el servicio.

Cuando ya parecía que al partido le quedaba apenas un juego, Juan Lebrón despertó del todo y se convirtió en el protagonista del duodécimo juego. Alcanzó dos bolas increíbles que permitieron a la pareja romper por primera vez el servicio de los argentinos y alcanzar la muerte súbita. Sin embargo, la solidez de Gutiérrez-Sánchez en el 'tie-break' dejaron sin opciones a los andaluces, que a pesar de perder la final confirman que son la gran alternativa de este año, máxime porque hace muchos años que una pareja 100% española parte con tantas opciones en un circuito cada vez más igualado.

Las 'martas' golpean primero

Las más de 3.000 personas que llenaron y agotaron las entradas del pabellón Elena Benítez de San Pedro Alcántara el fin de semana no se movieron ni un metro al acabar la final masculina. La lucha por el título femenino tenía un atractivo especial. Marta Marrero y Marta Ortega jugaban contra Alejandra Salazar y Ariana Sánchez. Se enfrentaban por primera vez desde que Marrero-Salazar y Sánchez-Ortega rompieran sus parejas tras años jugando juntas. Y lo hacían, además, habiendo barrido a su rivales en su camino a la final.

La primera manga comenzó muy bien para Salazar-Sánchez. Las dos jugadoras no dejaban espacio para el juego rápido y directo de sus rivales, que a pesar de reaccionar no pudieron remontarlo y perdieron 6-4. En el segundo set llegó la reacción. Con la potencia de la extenista, Marta Marrero, y la ausencia de fallos de Ortega, la dupla se lo llevó por 6-1. En el tercero volvió la igualdad, pero un 'break' a favor de Marrero-Ortega confirmaron que es la pareja que golpea primero este año. Los puntos extra que aporta este torneo máster dará un vuelco al ránking, pero aún está la temporada por escribirse.