El malagueño Víctor Hugo López se retira del balonmano tras una larga carrera

SUR MÁLAGA.

En los Maristas tuvo su primer contacto con el balonmano. Apenas tenía 6 años y entonces no sabía lo que iba a suponer este deporte para su vida. Ahora, 30 años después, el malagueño Víctor Hugo López pone fin a su carrera profesional como jugador, después de una dilatada trayectoria.

A sus 36 años, el jugador anunció que el de este domingo fue el último partido de su carrera. Hace tres años hizo historia al ser el primer jugador español de balonmano en Japón y en las filas del Toyoda Gosei ha colgado la camiseta. Atrás quedan sus inicios en Maristas y en el Balonmano Malagueta para marcharse después de su ciudad a los 18 años y recorrer mundo gracias al balonmano. Jugó en Gáldar canario para debutar en la Asobal, en Almería, Valladolid (ganó la Copa del Rey, disputó la Champions) y La Rioja. También jugó el Mundial de Croacia en 2009 con España. En el extranjero, jugó en el Grosswallstadt alemán y después en el Al Quiyada de Catar.