López y Campigli, ante viejas amigas

Las sudamericanas Rocío Campigli y Agustina López, en el banquillo de Carranque, ayer por la tarde./
Las sudamericanas Rocío Campigli y Agustina López, en el banquillo de Carranque, ayer por la tarde.

Las nuevas fichajes del Rincón Fertilidad, Agustina y Rocío, llegaron al equipo procedentes del Liberbank Gijón

MARINA RIVASMálaga

Empiezan las largas noches de carretera para la plantilla del Rincón Fertilidad. El de esta tarde no será su primer duelo fuera de casa del año, pero sí el primero en el que tendrán que cruzar todo el país, hasta once horas de autobús. En la ciudad de Gijón les espera el Liberbank (antes Mavi Nuevas Tecnologías), uno de los habituales rivales de los últimos años, por el crecimiento paralelo de ambas entidades. Ahora este parte con dos victorias, mientras que las costasoleñas llevan un empate y una derrota, pero el pasado curso, mientras que las malagueñas cerraban la mejor temporada de su historia, con un sexto puesto en Liga y una buena presencia en Europa, su rival concluía cuarto de la campaña regular y, por sorpresa, campeón de la Copa de la Reina.

De aquel equipo, que venció de forma inesperada en Málaga, en abril de este año, salieron dos de los grandes refuerzos del nuevo Rincón Fertilidad, las internacionales Agustina López (Uruguay) y Rocío Campigli (Argentina). A la primera, cuando vuelve a su tierra la llaman la 'gallega' o la 'españolita', dado que lleva desde los 11 años en España y ya no guarda ni una pizca de acento. Desde entonces, ha pasado por el Adesal Córdobal, el Ciudad Real (de la División de Plata) y por el Mavi, antes de llegar a Málaga. «Necesitaba un cambio y creo que ha sido para bien. Espero que consigamos buenos resultados este año. Además, el jugar en Europa va a ser un subidón, un reto personal», explica López.

A pesar de su 1,81 de altura, ni se le pasó por la cabeza practicar baloncesto, sabía que lo suyo era el balonmano. Y, tras la Copa del pasado año, sólo espera seguir creciendo. «No éramos el equipo aspirante al título así que lo vivimos con mucha emoción. Este año intentaremos lograrlo, pero con el Rincón», comenta. Su caso es particular, porque Iara Grosso (primera línea del Rincón) y ella son las únicas de la selección uruguaya que militan en un equipo extranjero. «Allí el balonmano es muy nacional, no hay demasiada demanda de este deporte. Está en crecimiento», asegura.

Eso sí, algunas como ella buscan romper los esquemas, por ejemplo al iniciarse con el cuadro nacional de forma curiosa. «Les puse un comentario a los de la Federación por Facebook y la entrenadora no tardó nada en ponerse en contacto conmigo e hicieron todo lo posible para que yo pudiera jugar con la selección», descubre. Desde entonces ha sido cuarta en los Juegos Panamericanos y su mentalidad sólo se centra en ganar. Ahora, contra su exequipo: «Se va a hacer raro jugar contra ellas, pero mi equipo ahora es el Rincón y vamos a ir a ganar».

Llegada conjunta

Llegó de la mano de otra de las artífices de esa Copa, Campigli, más conocida como 'La Roca', que sólo lleva un año en España, pero no plantea marcharse. Tras Gijón, su segunda casa ahora, pasa a ser Málaga. «Cuando me hablaron de veni, me apeteció mucho, porque tenía muy buenas referencias del club y, sobre todo, por 'Maca' (Gandulfo), que aparte de ser compañera de selección es una gran amiga y apoyo», recuerda sobre su llegada. La ciudad ya la embelesó antes: «Lo de la Copa fue una locura. No éramos las favoritas para ganar, y ya el llegar a la fase final nos pareció un premio... Obviamente, eso me hizo llevarme un gran recuerdo de Málaga».

Tras recuperarse de una fractura de un tobillo el pasado año, lo que la mantuvo fuera de las pistas durante tres meses, aquel trofeo en el que sí jugó fue la forma perfecta de despedirse de su primera experiencia profesional al otro lado del charco. Ahora le tocará tener al cuadro gijonés como rival, sobre el que advierte: «No no podemos confiar nada. Tenemos que jugar como el martes, de tú a tú e ir a ganar sin duda. Ya no se pueden escapar más puntos. Tenemos que mantener o subir el nivel ante el Bera Bera y los puntos llegarán», confía la pivote olímpica en Río de Janeiro 2016. Fue, además una de las jugadoras más destacadas el martes, en su debut casero (choque que fue aplazado), en el que sumó cuatro goles.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos