De Carranque... al 'Pepelu'

La viuda del jugador, Beatriz Gil, y su hija, Helena, de ocho años, en el acto celebrado hoy/Ñito Salas
La viuda del jugador, Beatriz Gil, y su hija, Helena, de ocho años, en el acto celebrado hoy / Ñito Salas

Fiesta del balonmano malagueño en el cambio de denominación del pabellón de Carranque, en honor a Pérez Canca

Pedro Luis Alonso
PEDRO LUIS ALONSOMálaga

Carranque pasó al recuerdo. Ahora es el Pabellón José Luis Pérez Canca, aunque como recordó el presentador Fernando Ramos ('speaker' del acto) puede que con el tiempo se quede reducido al apodo de 'Pepelu' (como se le conocía), del mismo modo que nadie habla del Palacio de los Deportes José María Martín Carpena, y lo reduce todo al segundo de los apellidos: el 'Carpena'. En una jornada emotiva e histórica para el balonmano local, el popular recinto malagueño quedó rebautizado con el nombre del jugador fallecido en el verano de 2015 tras una larga enfermedad, el que fuera exjugador del Puleva Maristas, Ademar León, Ciudad Real, Granollers y Antequera, además de plata en el Europeo de Italia 1998 y una treintena de veces internacional. En recuerdo a su figura y su carisma como deportista se reunieron numerosas glorias nacionales y locales de este deporte en una cita que pasará al recuerdo.

Lleno en las gradas del recinto en un emotivo homenaje al jugador fallecido en 2015, que congregó a numerosas glorias locales y nacionales

La viuda y la hija de 8 años del jugador fueron el centro de los agasajos en el acto

Con puntualidad inglesa las autoridades asistieron al mediodía a la retirada de la cortina verde que ocultaba la placa que da un nuevo nombre al pabellón. Acudieron el director general de la Federación Española de Balonmano, Jesús Ludeña; el vicepresidente y máximo dirigente de la Federación Andaluza, Antonio Rosales; el delegado local del organismo, Raúl Romero; el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre; el consejero de Turismo y Deporte, Francisco Javier Fernández; y la familia de 'Pepelu' Pérez Canca, representada por sus hermanos (Fran y Jesús), su viuda, la leonesa Beatriz Gil, y su hija, Helena, de sólo ocho años, por lo que nunca pudo ver jugar como profesional a su padre.

«Hoy es un día grande. Pepelu era un modelo para muchos y tiene que seguir siéndolo», manifestó el consejero, uno de los artífices del cambio de nombre del pabellón, aunque los trámites administrativos han llevado su tiempo desde que se gestase la iniciativa meses después del triste fallecimiento (en el verano de 2015). «Tenemos que recordar la figura de un deportista de leyenda. El balonmano es un deporte rico en valores», destacó De la Torre, que también valoró su condición de licenciado en Ingeniería de telecomunicaciones. Mientras que la viuda de Pepelu aludió a la personalidad del deportista fallecido tras un cáncer de páncreas: «Tenía la capacidad de sacar lo mejor de lo demás».

Una fiesta de doce horas

La jornada fue una fiesta total. Las gradas, llenas, a rebosar. Desde las nueve de la mañana equipos mixtos de categoría prebenjamín, benjamín y alevín de los clubes Europa, Los Olivos, Puertosol, Maristas, Málaga Norte, Fundación Victoria, Maravillas Benalmádena, Antequera, Fuengirola y Rincón de la Victoria jugaron diversos partidos para ir creando ambiente, en una clara exhibición del poderío de la cantera provincial de balonmano.

El marcador registró un 18-18 en honor al dorsal de Pepelu, porque el tanteo era lo de menos

A sus 57 años, Maza siguió mostrando reflejos en la portería y fue el más aplaudido

Después del acto institucional en la entrada de recinto llegó el turno de la cita más esperada, el partido entre los Amigos de Pepelu, un combinado de jugadores locales excompañeros de Pepelu, y el Amigos de Pérez Canca, con jugadores nacionales de su época, y aún con algún elemento en activo, como el portero Hombrados. El elenco, congregado en buena parte a la gestión de Chicho, fue formidable. Fue el momento de una foto histórica, y del homenaje en la cancha, con un sentido parón en el minuto 18 –por el dorsal que llevaba Pepelu habitualmente– de un duelo de dos tiempos de sólo 25 y en el que el marcador fue lo de menos, se pactó un 18-18 final para el electrónico. Fue el momento de sorprenderse de la forma física y reflejos que conserva el portero Miguel Maza, a sus 57 años, o ver de nuevo de corto a la mayor gloria del balonmano malagueño, Antonio Carlos Ortega, ahora entrenador del Hannover.

En el Amigos de Pepelu, dirigidos por Juanjo Fernández y Ernesto Ruiz (con Juanba, Tomás y Chicho también en el cuerpo técnico), se vio a seis porteros (Maza, Adolfo Giménez, Berrocal, Cabello, Moyano y Vázquez), además de Mérida, Paquito Gámez, Jesús Fernández, Mira, 'Feli' García Recio, Celes, Gálvez, Palma, Ortega, Ignacio Cabello, Diego, Mario Moreno, Damián, Tinoco, Hernández, Guerrero, Villalta, Yukhov (el más mayor, al ser sexagenario), Flórez, Company, Roldán, Crispi, Baena, Juanan, Chelu y uno de los hermanos de Pepelu, Fran, si bien no todos se atrevieron a jugar.

«Estuvimos cuatro años juntos en el Ademar y fue un descubrimiento como persona y como jugador. Era un mago del balón»

«Estuvimos cuatro años juntos en el Ademar y fue un descubrimiento como persona y como jugador. Era un mago del balón» joseja hombrados

«Queríamos mucho a Pepelu y ha sido muy bonita la iniciativa de ponerle su nombre a este pabellón, que se va a llenar de chicos con su espíritu»

«Queríamos mucho a Pepelu y ha sido muy bonita la iniciativa de ponerle su nombre a este pabellón, que se va a llenar de chicos con su espíritu» demetrio lozano

«Es muy emocionante ver a tanta gente que ha venido de fuera. Pepelu era muy importante como persona y como deportista»

«Es muy emocionante ver a tanta gente que ha venido de fuera. Pepelu era muy importante como persona y como deportista» quino soler

Con el Amigos de Pérez Canca, entrenados por Curro Lucena y Quino Soler, que también se vistieron de corto con los locales, se vio al seleccionador femenino actual, Carlos Viver, Hombrados, Demetrio Lozano, Sergio Berrios 'Chopi', Juanpe Jiménez, Mariano Ortega, Jahns, Malmagro, Valenzuela, Israel Pérez, Jordi Núñez, Samuel Trives, Antonio García, Manolo Colón y Torrego. Al homenaje se sumaron sin jugar Xavi Pérez, Paco Bustos, Juancho Pérez, Julio Muñoz, Fran Morales y Nacho Soto. También los árbitros (ya retirados) fueron locales y con experiencia en la élite: José Ramón Muñoz y José María León. En la grada también se pudo ver a la presidenta y el entrenador del Rincón Fertilidad, Pepa Moreno y Diego Carrasco, respectivamente.

«Es un orgullo haber congregado a tantas personas por un motivo así. Le recordamos como alguien extraordinario»

«Es un orgullo haber congregado a tantas personas por un motivo así. Le recordamos como alguien extraordinario» juanjo fernández

«Pepelu fue muy importante en el balonmano malagueño y nacional. Hoy se culmina todo»

«Pepelu fue muy importante en el balonmano malagueño y nacional. Hoy se culmina todo» miguel maza

Por la tarde, con el pabellón estrenando nueva denominación, se jugaron dos partidos con los equipos más representativos de la capital. El Rincón Fertilidad-Canyamelar Valencia de la máxima categoría femenina, y el GAES Málaga-Tenerife, correspondiente al grupo F de Primera Nacional.

 

Fotos

Vídeos