Una innovación en patrocinio

Los componentes del clúster de empresas que patrocina al club y la directiva, ayer con Bendodo. /SUR
Los componentes del clúster de empresas que patrocina al club y la directiva, ayer con Bendodo. / SUR

Un clúster de empresas es el principal sostén del Balonmano Ciudad de Málaga

SUR

El Club Balonmano Ciudad de Málaga ha innovado en patrocinio, con el apoyo de un clúster de empresas que aporta la principal cuota del presupuesto para esta temporada, cifrado en torno a 140.000 euros. El cuadro local, que milita en la tercera categoría, en el grupo F de Primera Nacional (una especie de Segunda B del balonmano), tiene un proyecto deportivo ambicioso, con el que pretende llegar cuanto antes a la Liga Asobal (a la élite), en la que no hay un equipo de la capital costasoleña desde los tiempos del Puleva Maristas, en los años noventa.

El Balonmano Ciudad de Málaga dejará la próxima temporada de caminar de la mano de GAES, que es el patrocinador principal del primer equipo, de ahí que desde esta campaña se haya vinculado a la iniciativa del clúster de empresas, que pueden ofrecer apoyo económico, laboral (a los jugadores) o en especie, como en el caso de la empresa de transportes Paco Pepe, que es la que hace posible los viajes oficiales del equipo.

Apoyo institucional

Además de esta iniciativa, el club malagueño ha solicitado el máximo apoyo institucional para su proyecto. Ayer la directiva de la entidad, acompañada por respresentantes del clúster de empresas, visitó al presidente de la Diputación, Elías Bendodo. El dirigente permaneció atento a las palabras del presidente del Ciudad de Málaga, Alberto Camas, que destacó la apuesta que están haciendo los empresarios malagueños por «reflotar el balonmano masculino». «Las chicas ya están en la élite –en referencia al Rincón Fertilidad– y ahora nos toca a nosotros. Así pues, es muy importante que las empresas e instituciones también nos apoyen si queremos llegar a la Liga Asobal, que es el lugar donde Málaga merece estar, una provincia que está de moda», afirmó Camas.

Quince firmas aportan la mayoría del presupuesto del club, cuyo primer equipo, el GAES, aspira a subir a la Asobal en dos años

Elías Bendodo, por su parte, recibió de buen grado el proyecto del clúster, «una iniciativa interesante con empresarios que apuestan por un equipo deportivo y con ganas de seguir creciendo» y recordó tiempos de gloria en el balonmano malagueño, «cuando el Puleva Maristas subió a la élite y convivió con el baloncesto y el fútbol en la máxima categoría», según rememoró. Tras la presentación del clúster, Bendodo recibió la segunda camiseta del GAES Málaga y se comprometió a asistir a algunos partidos del conjunto costasoleño en Carranque. «Curiosamente, tengo un niño que ha empezado a jugar al balonmano», reveló.

Unas semanas atrás el club también fue recibido por el alcalde, Francisco de la Torre, y la concejala de Deportes, Elisa Pérez de Siles. Se comprometieron a colaborar con el club en el caso de que llegue a disputar la fase de ascenso a División de Honor Plata cara a que esta cita decisiva se celebre en la ciudad.

Una composición muy heterogénea

Si bien el deseo del club es que la composición del clúster sea sólo de firmas malagueñas, hay alguna de fuera de la provincia, y la idea es que vaya a más en cuanto a participación. La lista la forman actualmente Fundación Unicaja, la constructora IELCO, Gaona Abogados, Lateral Grupo de Restauración, Instituto Quirúrgico de Andalucía (IQA), Seat Cormosa, Antonio Eloy Escuela Profesional de Peluquería, Panificadora Salvador, Autobuses Paco Pepe, Azul Real Estate, Ericsson, Diario SUR, Farmacia Mediterráneo de Torrox, Pinturas Sixto y Colegio Unamuno.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos