Ignacio González, la joya malagueña del triatlón

El triatleta malagueño, en la última prueba de la Copa de Europa en Valencia, en la que fue bronce. /
El triatleta malagueño, en la última prueba de la Copa de Europa en Valencia, en la que fue bronce.

El deportista suma tres medallas esta temporada a nivel nacional e internacional y esta semana sabrá si es convocado al Europeo sub-23 en Israel

Eugenio Cabezas
EUGENIO CABEZAS

El triatleta malagueño Ignacio González está consiguiendo completar una magnífica temporada en su tercer año como sub-23, compitiendo ya en la distancia olímpica (1.500 metros de natación, 40 kilómetros en bicicleta de carreras y 10 kilómetros a pie). Después de dos años en los que no le acompañó la suerte por diversos problemas de salud (lesiones y enfermedades), esta campaña ha conseguido sus tres primeros podios absolutos: un oro en la Copa de Europa de Holanda, y sendos bronces en el Campeonato de España disputado en A Coruña y en otra prueba de la Copa de Europa en Valencia.

La guinda que le queda a este gran palmarés se la podría poner en cuestión de unos días, cuando el seleccionador nacional tiene previsto dar a conocer la lista de triatletas que llevará al Europeo sub-23 que se disputará el próximo 20 de octubre en la localidad israelí de Eilat. «Ojalá pueda acudir, hay gente muy potente, como Antonio Serrat y Roberto Sánchez Mantecón, que hace unos días fueron al Mundial de nuestra categoría y quedaron octavo y 23.º, respectivamente», expresa González.

Al margen de esta posible nueva cita internacional, el joven triatleta, de 22 años, tiene aún en el calendario una prueba más fuera de nuestras fronteras, una Copa de Europa en la isla portuguesa de Madeira. «Por ahora voy quinto en la clasificación, si consigo hacer un tercer podio en estas pruebas puedo conseguir medalla seguro, lo que conlleva además un premio económico», sostiene el triatleta, que esta temporada, por primera vez, ha competido junto a su hermano menor, Alberto, de 20 años, en pruebas de la modalidad olímpica.

El menor de los González está teniendo, de hecho, algunas dificultades para adaptarse a este salto de intensidad y esfuerzo, lo que le está haciendo conseguir resultados más discretos. Aún así, no tira la toalla y ambos conforman un verdadero equipo, al menos en los entrenamientos, que siguen realizando a las órdenes de su padre, Ignacio, profesor de Educación Física y gran aficionado al deporte que conjuga la natación, la bicicleta y la carrera a pie. «Personalmente me sigue gustando más el tercer segmento, la carrera a pie, es donde más hemos trabajado desde pequeños, compitiendo con el club Nerja de atletismo», afirma el primogénito de los González, quien reconoce que el salto a la modalidad olímpica «resultó complicado». «Hay muchísimo nivel e igualdad en casi todas las pruebas, pequeños detalles marcan las diferencias», dice.

«Los Juegos Olímpicos de Tokio son un sueño casi imposible, hay nombres de sobra»

En efecto, en el Campeonato de España disputado a principios de este mes en la capital coruñesa se le escapó la medalla de plata por apenas seis segundos, que fue la ventaja que le sacó en la línea de meta el gallego Uxío Abuín. «Llegué destrozado, hice el máximo esfuerzo posible, hasta el infinito, pero no pude alcanzarlo», se lamenta. En todo caso, un tercer puesto nacional es un éxito que le sitúa entre los mejores triatletas jóvenes del país. «Por suerte, después de dos temporadas en las que tuve muchos problemas de salud y de lesiones, en ésta me están saliendo bien las cosas», apostilla el triatleta malagueño, que acaba de terminar el grado de Criminología en la Facultad de Derecho de la Universidad de Málaga.

«Ahora voy a prepararme el examen del nivel B2 de inglés y quiero hacer un curso de director de Seguridad Privada», explica González, quien «a medio o largo plazo» no descarta opositar a la Policía Nacional. «Ahora voy a estar unos años centrado en el deporte, intentando llegar lo más lejos posible, todavía soy muy joven y sé que si saco las oposiciones ya sería imposible seguir con la rutina de entrenamientos que tengo ahora, de entre 25 y 30 horas semanales, con dobles sesiones casi todas las jornadas», apunta.

No en vano, además de las pruebas que disputa con su club, el Arcade Inforhouse de Santiago de Compostela, y en las citas internacionales con la selección española, González y su hermano compiten en la Primera División de triatlón alemana con el club Darmstadt. «Nos pagan los desplazamientos y si conseguimos buenos resultados también tenemos una gratificación», dice. En temporadas anteriores han competido además con un club francés.

En el calendario más inmediato, Ignacio González tiene previsto disputar el próximo sábado el Campeonato de Andalucía de triatlón en la modalidad sprint (750 metros de natación, 20 kilómetros en bicicleta y 5 kilómetros a pie), en la localidad cordobesa de Posadas. En el horizonte, están los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, «un sueño casi imposible, porque para eso hay que ir primero a las pruebas de la Copa del Mundo y a las Series Mundiales, y sólo con Mario Mola, Fernando Alarza, Vicente Hernández, Antonio Serrat y Cesc Godoy, ya hay ahí nombres de sobra para las olimpiadas, al margen de que Javier Gómez Noya decida volver a competir en la modalidad olímpica porque quiere estar en Tokio después de perderse Río de Janeiro por lesión».

LOS DATOS

Nombre
Ignacio González García
Nacimiento
Málaga, 19 de abril de 1996
Club
Arcade Inforhouse de Santiago de Compostela
Formación
Ha terminado el Grado de Criminología en la UMA. Está preparándose para examinarse del nivel B2 de Inglés y quiere hacer un curso de director de Seguridad Privada. En un futuro, se plantea opositar a la Policía Nacional
Palmarés
Campeón de España cadete (2010 y 2011), subcampeón nacional y europeo júnior (2015). Esta temporada ganó la Copa de Europa en Holanda, y fue tercero en el Nacional absoluto y en la Copa de Europa de Valencia

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos