Giuseppe Otaviani, un salto de oro con 102 años

Giuseppe Otaviani./RFEA
Giuseppe Otaviani. / RFEA

El atleta italiano es el hombre más veterano del Mundial de Málaga y hoy se ha proclamado campeón en salto de longitud con una marca de 0,83 metros

MARINA RIVAS

Al igual que la centenaria Man Kaur, la mujer más veterana de este Mundial de Málaga, el italiano Giuseppe Otaviani, nació en 1916. Su nombre no aparece a simple vista en Internet, pero su aparición no deja de ser una de los más esperadas dentro de los campeonatos internacionales de atletismo 'máster'. Tiene 102 años y, aún así, no cesa en su labor de seguir compitiendo porque sabe, además, que ya no va a tener rival. Así ha sido cuando, al inicio de la jornada de hoy, se ha coronado campeón del mundo en salto de longitud, con un mejor tentativa que no ha llegado al metro, de hecho, fue de 83 centímetros. Pero, marcas a un lado, la gesta está hecha.

Procedente de un pequeño municipio del cetro de Italia, Sant'Ippolito, con poco más de 1.500 habitantes, lleva una vida de lucha, nunca mejor dicho. Nació en la Primera Guerra Mundial y le tocó realizar su servicio militar en el ejército italiano del aire durante la Segunda. Una vez dejado este mundo a un lado, dedicó su vida a ser sastre, al igual que su madre y siempre regresando al pueblo que le vio nacer, donde vive junto a su mujer de 92 años y donde él sale a entrenar cada día, desde que empezara a hacer deporte a los 70, tras la jubilación. A día de hoy, con su oro conseguido en tierras malagueñas, ya acumula una buena cifra de preseas internacionales y también seis récords mundiales en diferentes pruebas, además de en los saltos, también es un experto en velocidad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos