El Gaes sigue invicto en casa y arrolla al Montequinto, y el Maravillas pierde

SUR MÁLAGA.

El Gaes Málaga no falló en casa y continúa segundo en el grupo F de la Primera Estatal masculina de balonmano mascualino a la espera de lo que haga el Maracena hoy en su visita a Ciudad Real. Ayer arrolló en Carranque al Montequinto, su gran rival la pasada temporada, por 30-19. Mientras tanto, el Colegio Maravillas Benalmádena perdió en tierras canarias frente al Balonmano Ingenio por 42-37 después de un mal comienzo de la segunda parte.

El Gaes Málaga continúa invicto en casa, donde ya cuenta con un balance de seis victorias y un empate en sus siete encuentros, con sendos triunfos en los tres últimos compromisos en su feudo de Carranque. El equipo dirigido por José Luis Hidalgo y Juanjo Fernández se impuso ayer con claridad al Balonmano Montequinto por 30-19, un marcador muy alejado de la rivalidad de la pasada temporada. Entonces, el equipo sevillano fue el que le arrebató al malagueño la plaza para participar en la fase de ascenso a la División de Honor Plata. Además, se produjo tras el empate en la última jornada, a falta únicamente de sólo diez segundos para el pitido final.

Esta vez no hubo tanta igualdad. El Gaes Málaga se mostró muy superior al Montequinto en todos los aspectos. De este modo, la primera parte concluyó con un 15-11 para el equipo de Hidalgo y Fernández, que casi desde el comienzo estuvo por delante en el marcador. De hecho, en el minuto 5 el electrónico reflejaba un 5-2, con una ventaja que se incrementó en el minuto 20 a cinco goles (12-7). Pese a la superioridad del Gaes, el equipo visitante no se arrugó, aunque el esfuerzo fue en balde, ya que los locales se fueron a los vestuarios con un triunfo parcial por 15-11.

Cómoda segunda parte

La segunda parte fue más cómoda, si cabe, para el Gaes Málaga, que se disparó en el marcador con una renta de diez tantos en el minuto 12 (23-13), que casi mantuvo el resto del encuentro. Aun así, el Montequinto, que no se rindió en ningún momento, llegó a reducir la desventaja a ocho (26-18) en el 23. Este amago de reacción quedó en un espejismo, ya que el Gaes volvió a pisar el acelerador y en el 25 de nuevo cogió la diferencia de diez (28-18) y en el 27 anotó un gol más, en una filigrana de Jesús Hoyos. Al final, triunfo claro por 30-19.

Respecto al Colegio Maravillas Benalmádena, no corrió la misma suerte y perdió por cinco goles de diferencia (42-37). Desde el principio fue por detrás en el marcador en su visita al Balonmano Ingenio, pero tuvo el coraje suficiente para evitar que su rival se distanciara en la primera parte. Llegó a perder por tres tantos, pero se rehizo y llegó al descanso sólo uno por debajo (19-18).

Sin embargo, el comienzo de la segunda parte fue determinante para el equipo dirigido por José Luis Montero, porque el parcial de 3-0 encajado en los cinco primeros minutos incrementó las dificultades para no regresar de vacío de su desplazamiento a tierras canarias. La desventaja ya fue más evidente, de seis goles, en los minutos 40 y 45 (27-21 y 30-24, respectivamente), lo que imposibilitó el sueño de la remontada.