El Gaes Málaga se estrella contra el muro catalán

La defensa del Gaes trata de evitar un lanzamiento. /Germán Pozo
La defensa del Gaes trata de evitar un lanzamiento. / Germán Pozo

Una gran actuación del meta del Sant Quirze y la precipitación en momentos clave complican el ascenso del equipo malagueño

FERNANDO MORGADO

El parcial de 3-0 a favor con el que comenzó el Gaes Málaga su andadura en la fase de ascenso a División de Honor Plata fue un espejismo que pronto se disipó en el horizonte. Apareció en su lugar la figura de Capón, el portero del Handbol Sant Quirze, que firmó una actuación que recordará toda su carrera. El guardameta catalán lo paró casi todo y privó al equipo malagueño de mantener su condición de invicto en el fortín del José Luis Pérez Canca. La derrota por 20-24 complica las cosas al Gaes, que a pesar de contar con el respaldo de su afición –las gradas estaban casi llenas– se ve obligado a ganar los dos encuentros que le quedan para conservar opciones de promoción, pero sin depender yade sí mismo.

A los 9 minutos el Sant Quirze se puso por delante en el marcador y a partir de entonces el Gaes siempre fue a remolque. Curro Lucena movió el banquillo, pero nada fue suficiente ante Capón, que cada vez se hacía más grande bajo palos, y Ricard Reig, que encontró huecos en la defensa malagueña. Los catalanes tampoco ofrecieron su mejor versión en ataque, pero la eficacia de su portero, unida a algunos fallos por precipitación de los jugadores del Gaes, les bastaron.

La mayor renta para el Sant Quirze llegó poco antes del descanso, con un 8-11. El equipo catalán, más veterano, tuvo una mejor circulación del balón y contó con una defensa muy agresiva. La ansiedad al ir por detrás en el marcador y la responsabilidad de jugar en casa pesó a los malagueños, que estuvieron muy desacertados en los mano a mano, especialmente los extremos. El partido se fue al descanso con un inquietante 11-14.

El Gaes volvió a la pista con las ideas más claras y consiguió ponerse a un gol gracias a Álvaro Cabello, que tras marcar se dirigía a la grada para hacer creer a su afición que la victoria era posible. La tuvo en su mano el conjunto malagueño en varios momentos, pero cuando conseguía superar a Capón se encontraban con los postes –hubo cuatro lanzamientos al larguero en los últimos diez minutos–. Jorge Oliva también fue protagonista con algunas paradas cuando su equipo más lo necesitaba, pero no era el día del Gaes, que en los últimos minutos vio cómo la posibilidad de remontar se esfumaba. Al final, 20-24 para el Sant Quirze. Hoy el Gaes se enfrenta al Ikasa Madrid, que venció en el partido anterior al Tolosa Eskubaloia por 25-27. Ganar se ha convertido en una obligación para el Gaes si quiere llegar con opciones a la tercera jornada.

20 Gaes Málaga

Quero (1), Alberto Fernández, Á. Quintana (2), F. Quintana, Fran Alarcón (p), Álvaro Cabello (2), Jesús Hoyos (2), Palomeque, Jorge Oliva (p), Armada (2), Javi Artés, Vidal (5), Curro Muñoz (4), Cazorla (1), Óscar García (1) y Portela.

24 Sant Quirze

Capón (p), Salvatierra, Villaplana, Ricard Reig (4), Oriol Fernández (2), Oriol Carrillo (1), Marc García (6), Montálvez, Javier Rodríguez, Gabriel González (4), Campanya (1), Robles (p), Madriles (2), Roger Pérez, Berbel (4) y Malid

parciales.
3-2, 3-4, 5-6, 7-8, 8-11, 11-14 (descanso), 13-15, 13-16, 16-17, 17-20, 18-21 y 20-24
árbitros.
Sergio Gutiérrez y Sergio Martínez, de Valencia.
cancha.
Unos 600 espectadores en el Pérez Canca. En el otro partido de la jornada, disputado antes, el Ikasa Madrid se impuso al Tolosa Eskubaloia por 25-27