El Gaes Málaga acelera hacia la fase de ascenso con cuatro victorias consecutivas

El Gaes Málaga acelera hacia la fase de ascenso con cuatro victorias consecutivas

El equipo malagueño se aferra a la segunda posición de Primera Nacional, que clasifica para la liguilla de promoción, a falta de seis partidos para el final

Enrique Miranda
ENRIQUE MIRANDAMálaga

El discurso en el seno del Gaes Málaga ha sido ambicioso desde el inicio de la temporada. Nadie ha eludido hablar del ascenso de categoría, el gran objetivo del año. Lograr subir a División de Honor Plata sería un enorme premio para un proyecto que la pasada campaña se quedó a las puertas de jugar la liguilla, al empatar en la última jornada ante el Montequinto. Por eso el club, el cuerpo técnico y los jugadores están mentalizados en que este año no se puede escapar la fase de ascenso, para la que se clasificarán los dos mejores equipos de cada grupo de Primera Nacional (tercera categoría).

Una vez disputada la jornada 24, el Gaes Málaga es segundo de su grupo tras el Cajasur, líder destacado. El equipo que entrena Curro Lucena mantiene por ahora sus opciones de clasificación para la fase de ascenso intactas. En el último mes, ha encadenado cuatro victorias consecutivas (ante el Maravillas Benalmádena, el Montequinto Dos Hermanas el Triana y el Colomer Dental Algeciras, este último el pasado sábado) y desde la llegada de Lucena al banquillo a mediados de febrero solo se ha caído ante el líder, el Cajasur cordobés.

Al Balonmano Ciudad de Málaga le quedan seis partidos por delante en los que tendrá que defender con uñas y dientes esa segunda posición. Por detrás aprietan Maracena y Bahía de Almería, con un punto menos, pero también con un partido más disputado. A ambos conjuntos se medirá el Gaes en la primera quincena de abril, ante el Maracena en el pabellón Pérez Canca y ante el conjunto almeriense a domicilio. encuentros que serán definitivos para certificar esa segunda plaza. «Tenemos que ser optimistas, porque venimos de ganar cuatro partidos seguidos, aunque ahora tenemos dos partidos complicados antes de medirnos a los dos rivales directos», asegura el técnico Curro Lucena. «Maracena y Almería tienen un calendario quizás algo más sencillo, aunque también llevan un partido más porque no descansan hasta el final. Aunque tratamos de no pensar en eso y de centrarnos en hacer nuestro trabajo», sostiene el técnico.

Organizar la fase de ascenso

A pesar de llevar poco tiempo en el club –sustituyó a principios de febrero a José Luis Hidalgo –, estos últimos partidos le han servido al técnico para conocer al equipo desde dentro y para que la plantilla gane confianza. «Me he encontrado a un grupo de jugadores que están muy concienciados de que el objetivo es tratar de subir de categoría. Saben que la entidad ha hecho un gran esfuerzo por tratar ascender a División de Honor Plata y se toman cada partido como una final», explica el entrenador.

El club malagueño que preside Alberto Camas incluso ya tiene en mente solicitar la organización en Málaga de la fase de ascenso si el equipo se clasifica. La liguilla la formarán 12 equipos repartidos en tres grupos de cuatro, que jugarán en tres sedes distintas durante un fin de semana. Los ganadores de los tres grupos serán los equipos que suban a División de Honor Plata, un premio difícil de alcanzar. «El paso de Primera Nacional a la categoría de plata es el gran embudo del balonmano español. Se pasa de 96 equipos a solo 16 y de estos 96 clubes de Primera Nacional solo 12 pueden competir en la fase de ascenso, en la que te lo juegas todo en un fin de semana. Es muy complicado, pero nosotros trabajamos para lograr clasificarnos a esta liguilla y, si llegamos, para hacerlo en las mejores condiciones». Para empezar, el próximo sábado habrá que sumar un nuevo triunfo ante el CD Melilla Victoria (20.00 horas, en el Pérez Canca).