El Fútbol-Sala Torremolinos sueña en grande con su cantera femenina

El equipo cadete junto a algunas jugadoras alevines en un partido de esta temporada./ SUR
El equipo cadete junto a algunas jugadoras alevines en un partido de esta temporada. / SUR

El club costasoleño trabaja para crear una estructura potente e igualitaria con cabida para la formación y la competición

MARINA RIVAS

Hace ya más de una década la sección femenina del Fútbol-sala Torremolinos vivía un momento de auge gracias a un único equipo, el sénior, que llegó a competir en lo que por aquel entonces era la Segunda División nacional. Sin embargo, aquella pasión por este deporte tan extendido en la localidad no trascendió y la sección acabó prácticamente desaparecida. Pese a esto, hace tres años escasos desde el propio club se decidió poner fin a esta situación y comenzar a dar más empuje a una estructura que pusiera en valor a las mujeres y buscara más igualdad, soñando con convertirse en un referente en la provincia de Málaga.

Actualmente todavía son minoría. De los 250 integrantes de los catorce equipos del club, ya unas cincuenta son chicas, que conforman cuatro equipos en competición: en categorías alevín, infantil, cadete y sénior, además de los equipos mixtos, para los más pequeños de la casa. Sin embargo, en escaso tiempo ya están consiguiendo sus primeros logros, sobre todo en las categorías infantil y cadete, participantes en Campeonatos de Andalucía e incluso con dos jugadoras, Miriam Durán y Alexia Ramos, que ya han sido convocadas con la selección de la provincia y de la Comunidad cara a los torneos nacionales.

Buscando algunos de los factores que han influido en que este proyecto empiece a coger forma, uno de los entrenadores de la cantera del Torremolinos, Jesús García, explica que además de la apuesta del propio club ha habido un cambio de actitud en los últimos años. «Creo que ha cambiado mucho el apoyo de los padres. Antes quizás colaboraban tanto y ahora es todo lo contrario. A los padres les gusta que sus hijas jueguen al fútbol-sala y se vuelcan muchísimo con ellas, incluso más que con los niños». Y no sólo en los padres: «Además, cada vez hay más niñas interesadas, cada semana nos llega alguna nueva».

La ilusión y la rapidez con la que crece esta cantera ha captado el interés de la Fundación Fomento y Deporte y la Fundación Unicaja, que han unido lazos con el Torremolinos esta temporada. Sobre esta vinculación, el coordinador deportivo del club, Samuel Mestassi, explica: «El que nos apoyen económicamente es muy importante para ellas es un extra de motivación, para que vean que no son invisibles». En su caso, desde que comenzó en la entidad costasoleña siempre estuvo involucrado con la estructura femenina y asegura que es una realidad el que muchas niñas o mujeres dejan el deporte a una determinada edad y señala que uno de los objetivos de esta apuesta es hacerles ver que pueden competir en el fútbol-sala a un cierto nivel, incluso sin salir de su localidad.

Proyección

«Algunas de las niñas que comenzaron aquí se tuvieron que buscar un equipo más potente para seguir (como el Torcal de Segunda División) porque aquí no había una estructura firme», explica Mestassi. Y continúa: «Si las más pequeñas van viendo que creamos equipos femeninos que compiten y ganan, al final se querrán quedar aquí». Unas expectativas de futuro, sobre todo con las actuales categorías intermedias, para que cuando superen los 15 años comiencen a sentar las bases de un equipo sénior que pueda volver a ser una referencia.