La derrota más frustrante

Una jugada del encuentro. /Francis Silva
Una jugada del encuentro. / Francis Silva

El Rincón Fertilidad tropieza en casa ante el Canyamelar, penúltimo de la tabla

MARINA RIVAS

No quedaron restos de alegría en las gradas del renombrado pabellón José Luis Pérez Canca, que tanta atracción produjo durante la mañana de este sábado. El ánimo de una grada gélida, que se fue llenando a medida que pasaban los minutos del encuentro, se transmitió sin querer a las jugadoras del Rincón Fertilidad, que protagonizaron ayer quizás la derrota más frustrante en lo que llevan de temporada. La tercera consecutiva, todas ante rivales teóricamente inferiores, tras el espejismo en que se convirtió el primer puesto y ante el penúltimo de la tabla, el Canyamelar valenciano.

«Mis jugadoras se ponen nerviosas cuando el marcador es adverso y a veces olvidan que el partido dura 60 minutos» diego carrasco

Un resultado complejo ante un rival que no sólo estaba y está sumido en el descenso, sino que antes del duelo de ayer sólo atesoraba una victoria, ante el colista Castellón. Se les cayó el cartel de favoritas a las locales, que tendrán que trabajar mucho para revertir la imagen de estas últimas tres derrotas consecutivas en la Liga Guerreras Iberdrola.

Ninguna de las 'panteras' ofreció su mejor versión a pesar de los ocho goles que logró la capitana, Sole López. De nada sirvió arrancar llevando la batuta para acabar perdiéndola ya en el segundo parcial, cuando el Canyamelar logró empatar a cuatro goles con una Sáenz liderando al conjunto valenciano. A raíz de ahí, la motivación de un joven e inexperto contrincante se unió a la estabilidad de las locales, desacertadas y faltas de motivación, pese al intento por revertir la situación ajustando al descanso (12-14).

Todo podía pasar en la segunda parte. Desde luego no era la primera vez que las de Diego Carrasco debían remontar un encuentro, en casa o fuera, pero los incesantes errores del equipo favorecían que las visitantes se siguieran creciendo. Precipitado el conjunto malagueño en su juego al ver el marcador en contra, no dejó de perder balones en el centro de la pista e incluso regalar pases en mitad de las jugadas de ataque.

A esto se le unió además el gran protagonismo de la portera rival, Aguas, con numerosas paradas en los últimos minutos, acompañadas de tiros que acabaron estrellándose en el palo y que pudieron ser determinantes. Mientras, en la portería malagueña sencillamente entraba todo.

Un resultado que dará que pensar al equipo, al que ahora se le viene encima un calendario asfixiante. Su próximo duelo liguero será el sábado 26 en casa del Zuazo; aunque antes tendrán que hacer frente al primer partido de clasificación para la Copa de la Reina, en el que viajarán al feudo del Castellón el sábado 19, a las 18.00 horas.

23 Rincón Fertilidad

Diva, Agustina López (2), Boada (4) , Sole López (8), Espe López (), Campigli (1), Medeiros (4), – siete inicial - ; Martín (0), Martínez, Calzado, Andreu (1), Grosso, Pérez, Gandulfo (3), Vidal (0) y Rein.

25 Canyamelar

Aguas, Asencio (3), Cecilia (3), Descalzo (1), Sáenz (7), Gómez (4), Morais (1), – siete inicial - ; Requena, Prosper, Pérez, Ibáñez (2), Cañavera, Cabello, Martín (4).

goles.
2-1, 4-4, 6-8, 7-10, 9-13, 12-14 (descanso), 14-17, 16-19, 19-22, 21-24, 22-24 y 23-25
árbitro.
Luis Colmenero y Víctor Rollán (Comité de Castilla y León).
cancha.
Unas 150 personas acudieron al pabellón José Luis Pérez Canca.

En detalle

La mejor.
Sole López. Pese al resultado final del equipo, la capitana del Rincón Fertilidad intentó revertir la situación y fue la máxima goleadora del encuentro, con ocho tantos, por encima de su media.
La clave.
La rapidez con la que el equipo quiso revertir la situación le llevó a cometer errores fáciles, como pérdidas de balones en el centro de la cancha y en varias acciones de estrategia ofensivas.
El próximo rival.
Prosetecnisa Zuazo. Campo: Polideportivo Lasesarre (sábado 26, 19.30 horas).