Cruce de acusaciones entre el Rincón Fertilidad y Agustina López tras su despido

Agustina López (en el centro de la foto). /GERMÁN POZO
Agustina López (en el centro de la foto). / GERMÁN POZO

La presidenta del club de balonmano costasoleño explica que emprenderá acciones legales contra la jugadora uruguaya por los comentarios propagados sobre el equipo

MARINA RIVAS

 

El Rincón Fertilidad de balonmano anunció el pasado 7 de febrero la rescisión del contrato de la lateral uruguaya Agustina López, que llegó al equipo en agosto procedente del Mavi Nuevas Tecnologías (actual Liberbank Gijón). El motivo, que sigue manteniendo el club, es el de que la jugadora no cumplió con las expectativas y se decidió prescindir de ella por bajo rendimiento. Dos meses después, la de Montevideo fichó por el Aula Valladolid cara al próximo año. Aunque el capítulo sobre su salida del club costasoleño parecía cerrado, ha vuelto a saltar a la luz.

En unas declaraciones al diario 'Marca', Agustina acusa al Rincón Fertilidad de despedirla de forma improcedente y a través de un mensaje de 'whatsapp' tras negarse a una reducción de su sueldo por bajo rendimiento. Asimismo, la jugadora asegura que se advirtió al vestuario de que habría cuatro despidos y eso hizo que la atmósfera del equipo no fuera la misma. Sobre estas declaraciones, la presidenta del club malagueño, Pepa Moreno, responde a SUR: «No ha habido cuatro despidos, sólo el suyo. Le dije a Agustina que tenía que ser honesta con ella y que, aunque yo considero que es buena jugadora tanto ella como nosotros sabíamos que no estaba en un buen momento. Entonces ella me propuso que le diera cinco partidos más para que me demostrara lo que podía hacer».

Según Moreno, a la uruguaya se le dio este margen para reaccionar, pero no alcanzó el nivel que se le pedía siendo además la jugadora mejor pagada del equipo. «Yo considero que es buena jugadora, pero que no se habrá adaptado al equipo o a Málaga, no lo sé, es así y nosotros como club al final tenemos nuestro derecho a despedir a una jugadora que consideramos que no está rindiendo. Los vídeos y los números están ahí», asegura la presidenta.

Además, Moreno también se pronuncia sobre la versión de Agustina en cuanto a su despido en sí. «No es cierto que se le despidiera por whatsapp, ella habló con el entrenador Diego Carrasco varias veces y yo me reuní con ella también. Llegamos a un acuerdo y ella me dijo que si en esos cinco partidos no daba lo mejor de sí, aceptaría la reducción de sueldo», mantiene la presidenta. Una reducción que asegura que hubiera sido de 1.000 a 800 euros, manteniendo el piso y las 40 horas semanales en su contrato. Sin embargo, la jugadora no aceptó la reducción y se procedió a su despido.

Aunque esto no es lo que más ha molestado en la estructura del Rincón Fertilidad, sino las acusaciones que propaga la uruguaya, asegurando que el club falsificó su firma en los documentos para agilizar la baja de su ficha además, de que la situación que vivió en el club le provocó daños irreparables. Sobre eso, Moreno, muy molesta por estas palabras y por la demanda de la jugadora, asegura: «Lo de que hemos falsificado nosotros su firma lo tendrá que demostrar en el juicio. Yo también estoy hablando al respecto con mi abogado y voy a denunciarla a ella». A la espera de la decisión final por parte del club, la directiva asegura que todavía no ha recibido la demanda formal ni la citación a juicio por parte de la jugadora.