El Rincón Fertilidad, en busca de un triunfo frente al Aula Valladolid con dedicatoria incluida

Isa Medeiro y Paula García, en un entreno. /RINCÓN FERTILIDAD
Isa Medeiro y Paula García, en un entreno. / RINCÓN FERTILIDAD

El cuadro malagueño debuta este sábado en Ciudad Jardín, a las 18.00 horas; su primer partido como local tras la pérdida de Diego Carrasco

MARINA RIVAS

Uno llega tras una contundente derrota ante uno de los grandes de la Liga y otro persiguiendo la meta de ganar su segundo partido consecutivo, además con una motivación añadida. El Rincón Fertilidad inicia este sábado su nueva campaña en casa y lo hace ante el Aula Valladolid, a las 18.00 horas en el pabellón de Ciudad Jardín, en el encuentro correspondiente a la segunda jornada de la División de Honor, la máxima categoría nacional. Este no será un partido cualquiera para el conjunto costasoleño, porque se trata del primero (en su feudo) de su nueva era sin Diego Carrasco, el que fuera técnico del conjunto y artífice de todo y cada uno de los logros de este humilde conjunto en los últimos años.

El equipo, ahora dirigido por Suso Gallardo (quien fuera el segundo de Carrasco), demostró el potencial de su renovada plantilla ya en la primera jornada. En ella se impuso a domicilio al KH-7 Granollers, además con el máximo de goles anotados en la jornada (27-30). De nuevo, volvió a brillar una estelar Sole López, con nueve tantos y acompañada por uno de los nuevos fichajes, la central gallega Estela Doiro, que sumó otros seis a la cuenta conjunta. Un triunfo con carácter y personalidad que el equipo busca repetir hoy ante su público, principalmente para demostrar que el equipo quiere seguir luchando en nombre del que fuera su alma máter. Además, sumar otros dos puntos antes del próximo parón por los compromisos con las selecciones dejaría al Rincón Fertilidad asentado en la parte alta de la tabla.

Caras conocidas

Sin embargo, su rival no le pondrá las cosas fáciles. El conjunto vallisoletano vuelve a Málaga tras caer por 20-26 ante el Rocasa Gran Canaria y con una plantilla que, aunque potente, todavía necesita un periodo de adaptación. Varias de sus nuevas integrantes son caras conocidas en la ciudad. A la fuengiroleña (aunque nacida en Granada) Bea Puertas se unieron en verano las uruguayas y exjugadoras del Rincón Fertilidad Iara Grosso y Agustina López. La primera, pivote, concluyó satisfactoriamente el año con el equipo malagueño; la segunda se marchó con polémica tras no aceptar en primera instancia que el club prescindiera de ella por bajo rendimiento a la mitad del pasado curso.

A estas altas hay que sumar la calidad de jugadoras como Elena Cuadrado, Elba Álvarez o Cristina Cifuentes. Sin embargo, a favor del conjunto malagueño en esta ocasión destacan las bajas de las internacionales Eli Cesáreo y Maria Prieto O'Mullony, dos de los pilares del Aula Valladolid hasta ahora y que recalaron en el Bera Bera vasco al cierre de la pasada temporada.