Todo o nada para el BeSoccer UMA, obligado a ganar al Levante para no bajar

El jugador del BeSoccer UMA Ibarra. /Antonio J. Guerrero
El jugador del BeSoccer UMA Ibarra. / Antonio J. Guerrero

El cuadro malagueño necesita también que pierdan hoy el Valdepeñas y mañana elSegovia para llegar vivo a la última jornada liguera

Antonio J. Guerrero
ANTONIO J. GUERRERO

El BeSoccer UMA Antequera afronta esta noche en Paterna una final en toda regla por seguir vivo hasta la última jornada en la lucha por la permanencia. Los de Moli visitan al Levante a las 20.45 horas. La cita es muy complicada, ya que el rival es uno de los mejores equipos de la categoría y pelea por entrar en los 'play-off' por el título.

Sin embargo, el BeSoccer UMA viene en una dinámica positiva tras la victoria ante el Naturpellet Segovia y su buen papel en el Campeonato de España Universitario, donde finalizaron subcampeones tras caer ante la Universidad de Murcia. El equipo lo tiene claro. Aún hay opciones, por lo que no va a tirar la toalla. Así lo reconoció uno de los mejores jugadores de esta segunda vuelta, Pablo Ibarra: «Sabemos lo que nos jugamos y vamos a darlo todo. Veo al equipo más animado que nunca y creo que la clave está en creer, confiar en nosotros y saber que podemos conseguirlo. Así nos llevaremos los tres puntos. Tenemos que ser más equipo que nunca y dar todo lo que podamos compitiendo los cuarenta minutos».

Asimismo, Ibarra, exjugador del Levante, se refirió al que va a ser el rival: «Es un equipo que siempre lo da todo y que está compuesto por jugadores muy determinantes, que como no estemos todo el partido concentrados pueden ser decisivos».

Por último, sobre las opciones reales de llegar vivos a la última jornada (están obligados a ganar y que pierda el Valdepeñas, que juega también hoy, en la cancha del Barça a partir de las 20 horas, y Segovia, que recibe al Osasuna mañana sábado), Ibarra comentó: «Esto es fútbol-sala y puede pasar cualquier cosa. No es imposible porque no vamos a tirar la toalla. Sabemos lo complicado que está, pero aún así siempre hay esperanza y hasta que las matemáticas nos dejen, seguiremos luchando».

Por su parte, Moli manifestó antes del encuentro: «Pase lo que pase, tenemos que terminar con honor y la cabeza levantada. Hemos hecho lo imposible por quedarnos en Primera. Todavía tenemos posibilidades. La recompensa de esto es el perdón para todos. Hemos llegado a la penúltima jornada con opciones. Ahora te acuerdas de esos partidos donde pudimos haber ganado por la mínima o en pequeños detalles. Esta es la mejor Liga del mundo donde no se pueden cometer errores y si los tienes, lo pagas».