El BeSoccer UMA Antequera, a tratar de prolongar su estancia en la élite

Óscar controla un balón ante el Jaén Paraíso Interior. /A. J. Guerrero
Óscar controla un balón ante el Jaén Paraíso Interior. / A. J. Guerrero

Recibe al Ribera Navarra con el objetivo de no perder, porque entonces el descenso matemático podría producirse mañana mismo

Antonio J. Guerrero
ANTONIO J. GUERRERO

Esta noche, otro partido crucial para el BeSoccer UMA Antequera. El representante malagueño en la élite del fútbol-sala nacional recibe a partir de las 20.45 horas al Aspil Vidal Ribera Navarra en el pabellón Fernando Argüelles. Se trata de un difícil compromiso ante el octavo clasificado, que precisamente está en plena lucha por clasificarse para los 'play-off' por el título. Mientras tanto, las opciones de salvación del conjunto entrenado por Moli son una quimera. Tan sólo la fe y las ganas de terminar el curso con dignidad en la mejor liga del mundo es lo que mantiene al grupo con ganas de luchar y seguir adelante, ya que el descenso podría producirse mañana en caso de derrota y de que el Viña Albali logre el triunfo en casa.

Precisamente sobre esta situación habla para este periódico uno de los elementos con más voz en el vestuario del BeSoccer UMAAntequera, Óscar Muñoz: «El equipo está tocado, pero hemos hecho conjura y queremos terminar el año de la mejor manera posible. Nuestro objetivo es alcanzar ahora a Segovia (se refiere al Naturpellet) y buscamos quedar lo mejor posible». A pesar de competir en todos los partidos y mostrarse como un bloque correoso ante cualquier rival, el equipo malagueño se hundió pronto en el último puesto de la clasificación, una zona de la que no ha sido capaz de salir. Sobre esto, apunta: «Nos ha fallado la inexperiencia del equipo y la eficacia con respecto a los rivales. Necesitamos seis o siete ocasiones para hacer un gol, y los rivales te hacen goles con facilidad. Luego, en momentos puntuales del partido, hemos tenido errores que no se pueden permitir en Primera División». En esta línea, añade: «Se trata de meter la bola, y llegar tantas veces y fallar nos ha terminando tocando. El rival siempre se nos adelantaba, siempre estábamos remando cuesta arriba al empezar perdiendo…».

El rival de hoy

En concreto sobre el partido de este viernes, Óscar resalta sobre el rival de esta noche: «El Aspil Ribera Navarra es muy difícil. Juega muy bien y está peleando por meterse en los 'play-off'. Tiene uno de los mejores entrenadores de la categoría y son un equipazo. Juegan y compiten muy bien».

Por último, Óscar concluye al aludir a la presenta campaña: «Quedan tres partidos en casa y tenemos que dar la mejor imagen. La afición merece llevarse alguna alegría este año, aunque ya mantener la categoría sea complicado. Vamos a seguir, intentar ganar y alargar lo máximo posible ese descenso tan doloroso».