Ángel Trinidad, plata en voleibol en los Juegos Mediterráneos

Ángel Trinidad, plata en voleibol en los Juegos Mediterráneos

El colocador es el último malagueño en lograr sumar una presea al medallero de España en la cita internacional de Tarragona, que concluye hoy

MARINA RIVAS

Con la misma ilusión de quien viste por primera vez la camiseta de la selección nacional, el marbellí, Ángel Trinidad, partió a los Juegos Mediterráneos de Tarragona para intentar llegar lo más alto posible con el equipo de voleibol. Y, desde luego, ayer cumplió con las expectativas al lograr la medalla de plata en la final de la cita ante Italia, que concluyó 3-1 (25-22 / 25-17 / 33-35 y 25-23). Partió bastante ajustado el encuentro desde un inicio, aunque Italia, que partía como una de las fervientes favoritas al título logró sacar une ventaja de 2 sets a 0 y, a pesar de que el cuadro nacional lograra sacar fuerzas para hacerse con el tercer set y forzar un cuarto, le energía desprendida en este tercero acabó pasándoles factura.

Presente en todos los partidos de estos Juegos, el de San Pedro de Alcántara logró formar parte de esta sufrida aunque merecida plata. Se trata nada menos que de la segunda medalla internacional que el colocador (distribuidor de juego) suma a su palmarés personal como absoluto, tras la plata lograda el pasado año en la liga mundial. Un premio a la trayectoria in crescendo de Trinidad, que lleva con España desde las categorías inferiores y que ha logrado asentarse en las convocatorias de los 'Red Lynxes' o Linces Rojos, el nombre por el que se conoce a los jugadores de la selección absoluta de voleibol.

Así valora la actuación grupal el marbellí: «Estamos contentísimos, si antes del torneo alguien nos hubiera dicho que iba a ir tal y como ha ido, hubiéramos firmado sin pensarlo. Estamos muy orgullosos de lo logrado porque cada partido que pasa, el grupo crece un poquito más». Y, cara a lo que le resta de temporada competitiva, añade: «Este campeonato sirve de motivación para seguir trabajando duro y preparar con muchas ganas el preuropeo que se celebrará en agosto».

La de Trinidad ha sido la última medalla de un malagueño para la expedición española. Un total de siete preseas logradas por once representantes de la provincia: dos oros, el de los canteranos del Málaga Álvaro Fernández y Juan Cruz con la Sub18 de fútbol y el de Emma Boada y Paula García en balonmano; tres platas, las de la nadadora Duane Rocha en los 50 metros espalda y los relevos, así como la de Ángel y dos bronces: el de Natalia De Miguel en skiff individual (remo) y el de Ángela Lobato, junto a Amaranta Fernández, en vóley-playa. En total, España cierra estos Juegos Mediterráneos hoy, día de la ceremonia de clausura, como segunda del ránking con 122 medallas (38 oros, 40 platas y 44 bronces), liderando Italia con 156 y cerrando el podio Turquía con 95.

 

Fotos

Vídeos