«La adaptación está siendo dura», admite la extremo del Rincón Fetilidad Inés Rein

SUR MÁLAGA.

La plantilla del Rincón Fertilidad Málaga sigue inmersa en la preparación de una temporada, que de nuevo se presenta llena de retos ilusionantes. Una de sus refuerzos es la hispano-austriaca Inés Rein. La extremo izquierdo, nacida en Viena hace 23 años, ha pasado la mayor parte de su vida allí, aunque tiene mucha vinculación con Málaga. De padre malagueño y madre austriaca, vivió en tierras costasoleñas hasta los cuatro años.

«Para ser sincera la adaptación está siendo un poco dura. Ya sabía antes de llegar que en España se juega de manera diferente. Lo bueno es que todo el equipo me está ayudando y empujamos todos hacia el mismo lado», reconoció. Respecto a lo que le pide a la temporada, dijo: «Lo más importante es llegar lo más lejos posible en todas las competiciones y que no haya lesiones». Y, a nivel individual, expuso: «Me gustaría mejorar y aprender para tener mejor nivel, y en la Challenge Cup demostrar a los equipos de Europa que aquí sabemos jugar al balonmano».