Un piloto malagueño de 9 años gana una carrera en Italia tras sufrir un accidente

Los pilotos Julio y Lucas con directivos de OhVale y Jose Pino. (SUR)/
Los pilotos Julio y Lucas con directivos de OhVale y Jose Pino. (SUR)

El joven Lucas Cañizares se llevó el primer puesto después de tener que ser evacuado en ambulancia

GABRIEL GARCÍA

Era su primera gran aventura. Dos de los chavales que habitualmente entrenan y disputan sus carreras en el circuito malagueño de El Templo del Motor, Lucas Cañizares y Julio García, ambos de 9 años, se embarcaban con la dirección técnica de José Pino y la colaboración de empresas malagueñas como Eurotradis, en participar en el circuito de Alberone, comuna de Udine, en una prueba del Nacional Italiano de Velocidad, dentro la monomarca OhVale, cilindrada de 160, marca que poco a poco se va imponiendo en estas pistas de iniciación.

Ambos rookies se encontraron con un solo día, el sábado, para conocer y adaptarse a una pista nueva, en la que además se alternaban la lluvia y el viento con los claros. Con algunas dificultades iniciales, la aclimatación a la pista y el rodar con otros compañeros de distintos países fue positivo al final.

Ya el domingo se realizaron a primera hora las tandas cronometradas y Lucas Cañizares sorprendió a todos obteniendo la pole. Su compañero Julio García lo hizo muy bien también y logró situarse en la cuarta plaza de la parrilla. La primera carrera fue una verdadera epopeya para Lucas. Salía primero y una salida de pista le relegó al sexto lugar. Cuando estaba remontando, tuvo un choque con un compañero italiano. Bandera roja, ambulancia en la pista y evacuación del malagueño ante el temor de sus familiares. Pero cuando la carrera se reinició, a solo cinco vueltas del final, Lucas estaba ya en pista. Salió tercero, luchó y en la última curva consiguió meter su moto por delante y ganar la prueba.

Por su parte, Julio García no se quedó atrás. Fue adelantando a sus rivales hasta situarse en la segunda posición, la misma que mantuvo en la reanudación de la carrera para lograr subir al cajón, un excelente puesto. La segunda manga fue más tranquila y aunque la moto de Lucas detectó algunos problemas, el malagueño ganó también esta carrera, y compartió podio y premios con su compañero. Todo un éxito para ambos jóvenes malagueños y sus sacrificadas familias, que ya están dispuestas a repetir la experiencia.