El Marbella sabe sufrir para sumar su cuarta victoria en cinco partidos

Paulo Vitor se marcha de su par en la izquierda./
Paulo Vitor se marcha de su par en la izquierda.

Un gol de Juergen dio el triunfo a los costasoleños que padecieron el tirón final del Sanluqueño

JULIO RODRÍGUEZ

1 Marbella

Wilfred (3), Ismael Gallar (3), Dani Pérez (2), Lolo Pavón (2), Rafa Muñoz(2), Faurlín (2), Álex Bernal (2) (Añón (1) min. 88), Samu Delgado (2), Juergen (3), Juanma (2) (Elías (1) min. 81) y Paulo Vitor (2) (Mustafá (1) min. 71).

0 Sanluqueño

Javi Jiménez (2), Reina (1) (Juanfran (1) min. 62), Javi Gallardo (3)(Alberto García (2) min 68), Álex Cruz (1), Pelón (1), Peli (1) (José (1) min. 85), Dani del Moral (1), Nando Quesada (2), David Toro (2), Güiza (2) y Edu Oriol (1).

GOLES
1-0, min. 58: Juergen.
Campo
Antonio Lorenzo. Unos 800 espectadores.
ÁRBITRO
Cuesta Arribas (Comité gallego)
INCIDENCIAS
El partido correspondiente a la 29ª jornada de Liga Iberdrola se celebró en la Ciudad Deportiva Dani Jarque (Barcelona)

Lanzado. Cuarta victoria en cinco partidos de un Marbella que batió 1-0 al Sanluqueño en una gran primera parte y una segunda en la que sufrió más de lo esperado por una desconexión en acciones de balones divididos. Juergen aprovechó su mejor momento de la temporada para marcar el gol del triunfo en el 58'. Los costasoleños jugaron a una cosa bien distinta a balones orientados a Montero para iniciar el ataque. Con un claro 4-1-4-1 los de Cubillo ganaron en presencia ofensiva. De inicio por primera vez salieron cuatro fichajes invernales de una tacada. A los habituales Dani Pérez y Samu Delgado se unieron Faurlín, como ancla en el centro del campo, y en el extremo izquierdo Paulo Vitor. El brasileño fue un auténtico incordio para la defensa sanluqueña. Entró por los dos costados con una velocidad inalcanzable para los zagueros. Sufrió faltas continuas que no se tradujeron en tarjetas pese a la reiteración.

El murmullo en la grada era sinónimo de cabalgada de Paulo Vitor que se entendió de maravilla con Juergen y Juanma en punta, en su sitio. A su ritmo, mucho más pausado, los visitantes se asomaron al área de Wilfred con una media ocasión de Güiza que casi cuesta un gol en un remate en el área chica. Dos zurdazos de Javi Gallardo llegando desde atrás, uno de ellos con gran respuesta del cancerbero local, dejaban claro que en cualquier resquicio podía llegar el gol.

Si alguien buscó más la meta rival fue el Marbella. Juanma dispuso de las dos oportunidades más claras. Primero en un servicio desde la izquierda de Juergen que remató forzado en el área pequeña encontrando las manos de Javi Jiménez. Después, a cinco del descanso, ganó la espalda a la defensa con un desmarque que le dejó solo ante el portero. Su disparo cruzado no encontró el premio del gol. La sensación era de que cualquier acción en banda de Samu Delgado o Paulo Víctor, cualquier pase filtrado de Juergen, podía desembocar en el primer tanto de un Marbella con alegría en ataque y sin despistes defensivos. El trabajo de Faurlín era digno de una tecnificación para pivotes defensivos. No dio muchas carreras porque no le hizo falta. Sabía cuando tocar en corto, mandar en largo y mantener el equilibrio del equipo. Sin embargo, el buen hacer de los hombres de Cubillo no le permitieron mejorar el 0-0 con el que se llegó al descanso.

La chispa, el nervio de la primera parte, se esfumó en el inicio de la segunda mitad. Más frío y previsibles, los marbelleros trataron de manejar con más paciencia. Y tanto toque también encontró el arco visitante. Ismael Gallar puso un centro raso que Juanma remató en el primer palo con poco ángulo sin encontrar portería. Fue el preludio del gol.

Otra vez el torroxeño ganó la línea de fondo y su pase atrás dejó solo en el punto de penalti a Juergen. El colombiano falló en el primer disparo, pero en el segundo batió al guardameta para rubricar un gran partido del mediapunta que es otro desde la llegada de Cubillo. Faltaba media hora por jugar y el partido se ponía de cara, pero los de Abel Gómez no tiró el partido. Puso al ex del Marbella Juanfran y Alberto García. Güiza tuvo el empate a un cuarto de hora del final en una volea que sacó Wilfred a córner. Antes también tuvo que despejar un balón envenenado y Cubillo se desesperaba en el banquillo pidiendo un paso al frente. En jugadas aisladas seguía inquietando el caudro gaditano que dispuso en las botas de David Toro otra gran oportunidad de falta que desbarató el de siempre, el meta sevillano. No había respuesta de los marbelleros y Güiza volvió a silenciar la grada con un tiro cruzado que se paseó por el arco de Wilfred. Se le hizo largo el partido al Marbella que sufrió con un remate solo de José en el área pequeña que no fue gol por muy poquito. No se movió el 1-0 para seguir la racha invicta.

El Mejor: Juergen

Paulo Vitor opositó a este título en la primera mitad pero la regularidad en un alto nivel físico y de calidad de Juergen le valió ser el más destacado con gol incluido

El detalle: Reencuentro Güiza-Cubillo

Compañeros en distintas etapas en el Recreativo de Huelva y el Getafe, Güiza y Cubillo se saludaron con cariño antes de empezar el partido

El próximo partido Marbella: Villanovense

Día: Domingo 16 de febrero

Hora y campo: 17.00 horas estadio Municipal Villanovense

 

Fotos

Vídeos