El Marbella revive en el Antonio Lorenzo (1-0)

Añón trata de marcharse de Iván González/Julio Rodríguez
Añón trata de marcharse de Iván González / Julio Rodríguez

Un gol de Lolo Pavón en la primera mitad y una mano salvadora de Wilfred en la última acción de partido rompen la mala racha de los costasoleños

JULIO RODRÍGUEZ

El Marbella logró una victoria vital por 1-0 contra el Recreativo de Huelva para despegarse de las posiciones de peligro. Rompió una racha de cinco derrotas sin ganar, con tres derrotas consecutivas, gracias a un cabezazo de Lolo Pavón a la salida de un córner y a una mano salvadora de Wilfred en el minuto 94. El técnico veleño Padilla sale reforzado con el triunfo y el respaldo unánime de la plantilla que celebró el tanto con su entrenador. Concentración, efectividad y trabajo fueron las claves para sacar a los blanquillos de la promoción de descenso.

1 Marbella

Wilfred (3), Rafa Muñoz (2), Lolo Pavón (3), José Cruz (2), Peris (2), Elías (2), Álex Bernal (2), Añón (2), Mustafá (1) (Sillero (1) min. 72), Juanma (2) (Hakim (1) min. 84) y Montero (2) (José Ramón (1) min. 45).

0 Recreativo

Marc Martínez (2), Pina (1), Pablo Andrade (2), Israel Puerto (2), Iván González (1), Tropi (2), Iago Díaz (1) (Carlos Martínez (1) min. 62), Llorente (1) (Rodenas (1) min. 74), Caye Quintana (2), Borja Díaz (2) (Quiles (1) min. (62) y Víctor (1)

árbitro
Orellana Cid. Amonestó a Montero, Sillero, Lolo Pavón, José Ramón y Tropi
goles
1-0, min. 29: Lolo Pavón
campo
Municipal Antonio Lorenzo. Unos 800 espectadores

Pies de plomo, sin concesiones atrás y juego directo. El planteamiento de los hombres de Padilla era simple y efectivo: no cometer errores y jugar más en área rival que en la propia. Salió bien porque dominó sin acosar. Añón y Bernal aparecían por todos sitios para tratar de enganchar con Mustafá y Juanma en los costados. El balón ya no se sacaba desde atrás, Wilfred teledirigía balones a Montero que libró su batalla particular con los centrales. Sin embargo, el primer susto lo dio Borja Díaz con un trallazo a media altura que sacó de puños el meta sevillano. A los blanquillos le faltaba probar a Marc Martínez. Añón fue el único en ensayar un disparo desde la media luna sin que encontrara portería. Al contrario que en los cinco partidos anteriores, la primera que tiró el equipo entre los tres palos acabó en gol. El capitán lanzó un córner al segundo palo donde entró en carrera Lolo Pavón para ganar a todos de cabeza y hacer el 1-0.

Los once del Marbella corrieron al banquillo para abrazar al técnico Padilla haciendo piña con todo el banquillo. Mantuvo la inercia el conjunto costasoleño que no dio un paso atrás. Siguió teniendo el balón sin mucha profundidad, pero fue la mejor defensa para no dar alternativas al rival. El segundo chispazo de los onubenses poco antes del descanso casi cuesta el empate. Caye Quintana chutó con fuerza al palo corto de Wilfred que volvió a responder con unas manos muy rápidas. Poco fútbol en la primera parte, encontronazos con Montero y por fin aplausos para los locales en el camino hacia vestuarios.

Padilla no quería correr riesgos y dejó a Montero fuera para que no viera otra amarilla pese a que estaba aportando desahogo a los suyos. En su lugar José Ramón entró tras dos partidos saliendo desde el banquillo. Si en la primera parte hubo poco fútbol, menos se vio en la segunda. Poco importaba, nada era más importante que sumar tras puntos tras tres derrotas seguidas. El Recreativo se hizo con el cuero, que no con el peligro. Salmerón metió la artillería con Quiles y Carlos Martínez sin que acumular delanteros se reflejara en tirar a puerta. Rodenas en un cabezazo templado hizo lo único reseñable. Los blanquillos esperaban sin apuros a la espera de enganchar algún contragolpe. Así trascurrió la tensa y tediosa segunda mitad hasta el final. En el último suspiro volvió a aparecer un guante salvador de Wilfred en el tiempo añadido a un zambombazo de Tropi desde la frontal. Éxtasis en el Antonio Lorenzo y celebración con rabia de los jugadores sobre el césped como si se tratase de una final. La flecha vuelve a estar hacia arriba.

 

Fotos

Vídeos