El Marbella da marcha atrás en su política de precios

El Marbella tendrá que remontar un 2-0 de la ida. /SUR
El Marbella tendrá que remontar un 2-0 de la ida. / SUR

El club retiró los carteles digitales y baja de diez a seis euros los precios las entradas de los abonados

JULIO RODRÍGUEZ

El Marbella decidió ayer por la tarde reducir el precio inicial de las entradas para sus abonados. El lunes el club publicó en sus redes sociales un cartel digital en el que anunciaba las tarifas para el encuentro decisivo de vuelta contra el Celta de Vigo B correspondientes a los cuartos de final del 'play off' de ascenso a Segunda División que se celebrará el domingo a partir de las 12.00 horas en el Municipal. La localidad general en tribuna se estableció en 15 euros y 12 en preferencia, mientras para los abonados se fijaban 10 y 8 euros para las mismas ubicaciones. La zona más asequible es el fondo norte que volverá a abrir sus puertas de forma parcial (no se ha habilitado el fondo completo) con un precio de seis euros.

El mismo lunes y con más énfasis ayer durante toda la mañana, los aficionados del Marbella mostraron su disconformidad etiquetando en 'Facebook' y 'Twitter' comentarios en contra de la política de precios decidida por el presidente Alexander Grinberg. El argumento general de los mensajes iban dirigidos a conseguir un lleno en el Municipal con precios populares de hasta tres euros para todos. Incluso los propios abonados pedían que el resto de los aficionados pudieran acudir por una tarifa más asequible a animar al equipo en el partido más importante de la temporada. Uno de los portavoces de la 'Peña Marbelleros', Salvador Haro explicó a SUR que «entendemos que no es un partido para hacer caja sino para reventar el estadio con un ambientazo en las gradas. No pedíamos rebaja para los abonados sino un precio simbólico de tres euros para todos de manera excepcional en este momento tan importante».

La entidad ha atendido la petición a medias. La decisión definitiva del club ha sido establecer una entrada única para los abonados de seis euros en cualquiera de las zonas del estadio, sin embargo han mantenido el precio de 15 euros para tribuna y 12 para preferencia. El sector crítico entiende que el club es una Sociedad Anónima Deportiva creada con el objetivo de ganar dinero, pero no comparte la falta de sensibilidad en estos casos tan puntuales. Otro ejemplo es que ahora los niños desde 2 a 14 años deben pagar tres euros y los jóvenes entre 14 y 18 años seis euros. La polémica no es nueva, ya en el último partido de Liga contra el Villanovense la afición, el propio cuerpo técnico y jugadores pidieron un esfuerzo a Grinberg para poner entradas populares a tres euros y se desoyó. El Municipal no se llenó pese a que los 700 abonados (según el club) no pagaron entradas entonces y ahora sí tendrán que hacerlo.

La gran novedad para este domingo será la apertura del fondo norte del estadio. La última vez que se abrió este graderío fue el 27 de octubre de 2009 en los dieciseisavos de final de la Copa del Rey que midió al Marbella con el Atlético de Madrid en el que debutó Quique Sánchez Flores en el banquillo. Solo se abrirá el anillo central. El ayuntamiento de Marbella calcula que tendrá una capacidad para 600 asientos que se están colocando durante estos días. Los trabajos a los que se comprometió el consistorio a finalizar para la fase de ascenso se han centrado en reforzado la estructura en la parte central.

 

Fotos

Vídeos