El Marbella gana con una genialidad

Añón trata de llevarse la pelota ante la entrada de un contrario. /Opta
Añón trata de llevarse la pelota ante la entrada de un contrario. / Opta

Un magistral lanzamiento de falta de Añón le da el triunfo en la visita al Don Benito

OPTA
0 Don Benito

Leo (1), Ordoñez (1), Álex Herrera (1) -Curro (1), min 87-, Senah (1) -Karim (1), min. 64-, Trinidad (2), Mamau (2), Paquito (2), Gonzalo (1), David Agudo (1), Abraham Pozo (2) y José Manuel (1) -Adri (1), min. 76-

1 Marbella

Wilfred (3), Rafa (2), Marcos (1), Lolo (2), Ismael (1), Elías (2) -Juerguen (2), min. 82-, Manu (2), Álex (2) -Montero (1), min. 56-, Juanma (2), Añón (3) y Mustafá (3) -Ndlaye (1), min. 66-.

gol.
0-1: min. 71, Añón.
ábitro.
Mallo Fernández (castellano-leonés). Amonestó a los locales David Agudo, Álex Herrera y Senah Mango, y a los visitantes Elías, Manu, Lolo y Mustafá. Expulsó al segundo entrenador local, Germán Rojas.
incidencias.
Vicente Sanz. Unos 1.200 espectadores. Mañana con densa niebla.

El Marbella arrancó tres puntos de oro en el Vicente Sanz de Don Benito tras imponerse por 0-1 gracias a un golazo de falta de Añón, que salvó a los suyos después de que los locales perdonasen numerosas ocasiones de gol. El equipo dirigido por Padilla demostró oficio en un campo complicado y se aleja del descenso.

El estado del campo, el ambiente frío y las numerosas ausencias en los locales planteaban el choque con muchas incógnitas de salida. Así, el encuentro no podía comenzar de otra manera, gélido, como la mañana en Extremadura. La niebla se fue imponiendo y volviéndose más densa, lo que dificultaba aún más ver buen juego, a veces hasta de una forma literal.

Y eso que tanto Don Benito como Marbella buscaban tener el balón, pero en esas condiciones era imposible controlarlo, elaborar y llevar la iniciativa con cierto ritmo y orden. Todo era físico e intuición, y ahí los rojiblancos se sentían más cómodos. De ahí que dominasen más.

A los diez minutos Paquito ponía un buen centro desde la derecha, pero Wilfred, poderoso, atrapaba el balón evitando el remate de algún jugador local. Ya en el 20 Abraham Pozo ponía una falta al área y Mamau remataba de cabeza forzado y muy desviado.

En el Marbella lo intentó Mustafá con una buena internada por la derecha. Agarró la pelota en la línea de mitad del campo y pisó el área local, pero Trinidad estuvo expeditivo para taponar su centro. El jugador hispanosaharaui lo intentó poco después desde la frontal, pero su remate salió muy desviado. Poco más se pudo ver en la primera mitad.

Ya en la segunda salió el sol y eso parece que animó a ambos equipos, sobre todo al Don Benito, que avisó a balón parado, primero con un saque de falta de Abraham Pozo y poco después, tras un córner, en un cabezazo de José Manuel que se marchaba alto.

Sólo a balón parado

El Marbella estuvo desaparecido en esta segunda mitad. Sólo creaba peligro a balón parado. Así lo intentó Elías, pero Leo rechazó el balón con apuros. En el minuto 57 el Don Benito tuvo una doble ocasión. Primero era David Agudo el que enganchaba un buen disparo que despejaba la defensa y el rechace lo empalmó según le venía Trinidad, pero Wilfred la sacó abajo pegada al palo.

«En juego las ocasiones más peligrosas han sido nuestras; ellos han tenido más a balón parado y hemos pasado miedo» padilla

El Marbella pasaba por sus peores momentos. Tras un saque de falta de Abraham Pozo, el balón se le quedó enredado a Trinidad en las piernas, que vio la incorporación de David Agudo, pero el remate del delantero, con todo a favor, se marchó alto.

En la siguiente jugada, en el 63, respondió el Marbella, cuando Elías puso una falta lateral y Montero remató de cabeza desviado. En el 66 el recién incorporado Karim pudo adelantar a su equipo tras un gran centro de David Agudo desde la derecha que el ghanés acabó rematando alto.

El partido no pintaba muy bien para el Marbella, pero una genialidad lo cambió todo. En el 71 se produjo una falta peligrosa en la frontal, que además supuso la tarjeta amarilla para el exmarbellí Álex Herrera tras trabar a Juanma. Añón la puso con calidad en la escuadra y Leo sólo pudo hacer la estatua.

Tras el tanto al Marbella le tocó sufrir porque el Don Benito se fue con todo a buscar el empate. Entonces apareció Wilfred. El cancerbero visitante tiró de reflejos, primero para sacar un cabezazo de David Agudo y después para salvar un buen disparo de Mamau. Casi al final volvía a ser providencial al atajar un disparo de falta de Pozo. Con mucho sudor y trabajo el Marbella acabó llevándose los tres puntos.

En detalle

El mejor.
El guardameta del Marbella fue providencial para su equipo, ya que salvó a los suyos en varias ocasiones durante la segunda mitad.
La clave.
La obra de arte que supuso el lanzamiento de falta de Añón en el minuto 71 y que le dio los tres puntos al Marbella en un partido en el que tuvo pocas ocasiones.
El próximo rival.
Cartagena.