El Marbella empata en Granada y logra la mejor racha sin perder de su historia (0-0)

Marcos Ruiz se mide a Jean Carlos./Julio Rodríguez
Marcos Ruiz se mide a Jean Carlos. / Julio Rodríguez

Los costasoleños suman quince jornadas invictos en un partido de más a menos

JULIO RODRÍGUEZMarbella

0 Recreativo Granada

Lejárraga (2), Garrido (1), Neva (1), Héctor (1), Fran Serrano (1), Yael (1) (Isi (1) min. 76), Juancho (2) (Víctor Morilla (s.c) min. 84), Andrés García (1), Rubén Sánchez (1), Nacho Buil (1) y Jean Carlos (2) (Ciao (2) min. 76).

0 Marbella CF

Godino (2), Rafa Muñoz (2), Cruz (2), Lolo Pavón (2), Marcos Ruiz (3), Faurlín (2), Álex Bernal (1), Mustafá (2), Paulo Vitor (2) (Juergen (1) min. 56), Juanma (1) (Montero (s.c) min. 81) y Añón (2) (Samu Delgado (1) min. 73)

Goles
0-0
árbitro
Peña Varela. Amonestó a Juancho e Isi.
campo
Ciudad Deportiva de Granada. Unos 200 espectadores

El Marbella saca un punto a domicilio contra el Recreativo Granada que le sirve para conseguir la mejor racha de su historia en cuanto a partidos consecutivos invicto, quince. Empate sin goles en un duelo que el cuadro marbellero arrancó como un vendaval y se fue apagando en la segunda parte ante el empuje del conjunto local. Los de Cubillo han encajado solo tres goles en estas quince jornadas sin perder. Ya son seis choques seguidos con la portería a cero pese a los cambios en el once.

El control y las ocasiones en la primera mitad eran patrimonio visitante. Entorpeciendo la salida de balón de su rival, el Marbella ganó las pelotas divididas que se traducían en acciones continuas por ambas bandas. En los primeros quince minutos Lejárraga intervino con acierto en tres oportunidades francas de los blanquillos, ayer de azul. Mustafá con un testarazo en el área chica obligó al meta a sacar una difícil mano abajo. Corrían los primeros diez minutos y en la siguiente tentativa sobre el arco granadino Paulo Vitor ensayó un disparo duro que despejó abajo el guardameta. El filial estaba más centrado en no dar un paso en falso que en generar ocasiones. Pendiente de las vigilancias defensivas, poco o nada en ataque de los locales. La elaboración se atascaba al pasar el centro del campo y los balones a la espalda de la defensa marbellí no causaban problemas a la zaga ni a Godino. Solo Rubén Sánchez pasada la media hora, en un cabezazo aislado que se marchó a la derecha del cancerbero, desperezó a los suyos.

Los de Cubillo merecieron algo más que el empate sin goles al descanso. En una jugada de estrategia Juanma se encontró sin oposición en el área pero no acertó a marcar tirando al palo corto. Antes Mustafá, muy activo al igual que Paulo Vitor, también puedo marcar en una acción personal que volvió a abortar Lejárraga. Todo por decidir en la segunda parte con el conjunto nazarí presionado por la clasificación.

Del vestuario salió más revolucionado el cuadro nazarí. Rondó más el área marbellera aunque no podemos destacar más de una ocasión clara. Juancho se coló en una diagonal estorbado por Rafa Muñoz y no logró rematar en las mejores condiciones. El público y el entrenador David Tenorio pidieron penalti. El derbi se animaba con menos pases se seguridad y más atrevimiento carente de acierto en los metros finales. Más empuje que calidad en ambos bandos, pero más intensidad en los locales que con disparos lejanos y centros laterales no dejaban de intentarlo. Los balones colgados eran cosa de Godino. En ataque no asomó el conjunto costasoleño que se tuvo que conformar con el empate.