Rusia habla de «sabotaje» tras el positivo de un jugador de curling

AFP MOSCÚ.

¿Dopado «sin conocimiento de causa»? Esta es la defensa de Moscú después del control positivo por meldonium del jugador de curling Alexander Krushelnitsky en los Juegos de Pyeongchang, un nuevo caso de dopaje que empeora la situación de Rusia.

Desde el anuncio del control positivo del deportista, medalla de bronce en curling mixto con su mujer Anastasia Bryzgalova, Moscú inició su estrategia de defensa. Escrutado por todo deporte y castigada por el dopaje institucionalizado especialmente en los Juegos de Sochi 2014, el nuevo escándalo hunde aún más la imagen del país. El lunes, después de que el Tribunal Arbitral del Deporte (TAS) hiciera oficial el control positivo de Rusia sin precisar la sustancia detectada, el presidente de la Federación Rusa de Curling, Dmitri Svichtchev, calificó el caso de «provocación» y «acto de sabotaje». «Desde 2015 ha ofrecido 11 muestras y todas dieron negativo. ¿Qué pasaría por la cabeza de un hombre para tomar una pastilla justo antes de los Juegos?», añadió.

 

Fotos

Vídeos