Una "impresionante defensa" ha sido la clave para Sergio Scariolo

La selección española de baloncesto se ha impuesto en el decisivo partido de la segunda fase del Mundial frente a una combativa Italia por el ajustado marcador de 67 a 60. El partido se ha caracterizado por el juego duro, lento y espeso, con mucho contacto y poca anotación. España ha comenzado menos concentrada y perdiendo de diez puntos, pero a partir de un tiempo muerto de Sergio Scariolo, el combinado español ha remontado la desventaja. Se ha llegado muy igualados al final del partido y ha sido la magnífica defensa española la que ha desequilibrado la balanza a favor de España, con un gran partido defensivo de Víctor Claver, Juancho Hernangómez y Marc Gasol. Con esta victoria, España ya está clasificada para los cuartos de final del Mundial, y dando unas mejores sensaciones que en anteriores partidos y contra un rival de gran nivel y talento como la selección italiana.