Hierro: «Soy partidario de que los clubes obliguen a sus canteranos a estudiar»

Pedraza, Beltrán, Hierro, Arrabal, Rengel, Berni Rodríguez y Gallardo. :: migue fernández/
Pedraza, Beltrán, Hierro, Arrabal, Rengel, Berni Rodríguez y Gallardo. :: migue fernández

El exseleccionador participó junto a Berni Rodríguez y José María Arrabal en el Foro Deporte y Cultura de la Fundación Manuel Alcántara

FERNANDO MORGADOMÁLAGA.

La de ayer era una oportunidad única de escuchar juntos a dos de los mejores deportistas que ha dado la provincia de Málaga. Por eso la expectación en la sala Ámbito Cultural de El Corte Inglés era máxima poco antes de comenzar la primera edición del Foro Deporte y Cultura, organizado por la Fundación Manuel Alcántara, la Asociación de Periodistas Deportivos de Málaga (APDM) y Famadesa. Fernando Hierro y Berni Rodríguez son, además de «grandes campeones» como les llamaron ayer, dos ejemplos de deportistas respetados por todos sus compañeros de profesión y comprometidos, una vez terminadas sus carreras en el fútbol y el baloncesto, respectivamente, con la difusión del deporte como herramienta de educación en valores.

Hierro y Rodríguez compartieron mesa con el secretario general de Deporte de la Junta de Andalucía, el también malagueño José María Arrabal, y el director del diario 'Marca', Juan Ignacio Gallardo. El periodista y presidente de la APDM, Antonio Rengel, fue el encargado de dirigir el debate sobre los vínculos entre el ámbito deportivo y el cultural, entendiendo este último en un sentido amplio de la palabra.

Con la sala llena de representantes de instituciones, clubes y medios de comunicación, inició el acto el presidente de la Fundación Manuel Alcántara, Antonio Pedraza, que quiso recordar al poeta y articulista recientemente fallecido como un gran exponente de la unión entre cultura y deporte. Pedraza pasó la palabra al presidente de Famadesa, Federico Beltrán, que agradeció a los ponentes y a los asistentes su presencia.

La introducción corrió a cargo de Antonio Rengel, que comenzó proponiendo a los cuatro protagonistas una reflexión sobre sus diferentes procesos de adaptación a nuevos lugares de trabajo, como fue el caso de la llegada de Fernando Hierro a Valladolid con apenas 18 años. «Yo era un niño que tenía el sueño de jugar en La Rosaleda, pero un buen día me dijeron que no servía para el fútbol. Me tuve que volver a mi pueblo, a Regional Preferente, y gracias a que mi hermano convenció al entrenador del Valladolid pude tener una segunda oportunidad. A los tres meses de llegar estaba jugando en el Camp Nou», explicó el veleño.

Por su parte, el exjugador de Unicaja Berni Rodríguez recordó su salida del club que consideraba su casa hacia Murcia. «Nunca me había planteado salir de Málaga, por eso el primer impacto fue grande. Pero alejarme de donde estuve siempre me dio perspectiva», apuntó el campeón del mundo con la selección española. A partir de entonces el debate giró hacia la educación de los jóvenes deportistas, un tema en el que Fernando Hierro demostró especial interés. «Según las estadísticas, solo uno de cada 100.000 niños llega a jugar en alguno de los mejores 50 equipos del mundo. ¿Estamos educando jugadores o personas? Soy partidario de que los clubes obliguen a sus canteranos a estudiar, pero la responsabilidad principal está en casa», comentó el exfutbolista del Real Madrid.

El guante lanzado por Hierro lo recogió José María Arrabal, desde hace unos meses secretario general de Deporte de la Junta de Andalucía. «No sería justo descargar toda la responsabilidad sobre los jugadores. La sociedad demanda entretenimiento rápido con propensión a triturar. Quiere a los chicos en el campo con 17 años porque genera dinero. No podemos fabricar juguetes rotos, nos tienen que importar los deportistas», afirmó el que fuera director de 'marketing' del Málaga.

El punto de discordia lo puso el director de 'Marca', Juan Ignacio Gallardo. «Si al responsable de la cantera del Barcelona le llega Messi y le suspende, ¿qué hace? Todos estamos a favor de la formación de los niños, de su evolución como persona, pero no puedes delegar esa formación a un club, que es una institución hiperprofesionalizada», aseguró. Berni Rodríguez coincidió en señalar que cada vez se hace más necesario explicarles a los padres la estadística de la que habló anteriormente Hierro. «Todos los padres creen que su hijo va a ser ese uno entre 100.000».

Cambio de mentalidad

A continuación, se debatió sobre la conveniencia de implantar en España un modelo similar al que se utiliza en Estados Unidos en el baloncesto, por el que se obliga a todos los jugadores a pasar por la universidad antes de llegar a la NBA. «El deporte en Estados Unidos no es algo aislado, sino trasversal, al igual que en el norte de Europa. El deporte allí es una actividad central en la formación de las personas, y es en ese sentido en el que nuestra sociedad debe cambiar el 'chip'», apuntó Arrabal.

También intervinieron desde el público la delegada de Educación, Deporte, Igualdad y Políticas Sociales de la Junta, Mercedes García Paine, y la concejala de Deporte del Ayuntamiento de Málaga, Noelia Losada. Por último, tanto Hierro como Berni Rodríguez comentaron la actualidad del Málaga y el Unicaja. Según el veleño, sigue al Málaga «con ilusión» por volver a Primera con el proyecto de «un entrenador fantástico», en referencia a Víctor Sánchez. Sobre el posible fichaje de Sergio Rodríguez por el club cajista, Berni Rodríguez comentó: «Me ha sorprendido, pero ese esfuerzo tan grande del club se vería recompensado con la ilusión de los aficionados».