HAMILTON REVIVE

ENRIQUE GLÜCKMANN

Cuando la Fórmula 1 llega al Gran Premio de España, comienza realmente la temporada europea, pues, aunque ya se ha disputado la carrera de Azerbaiyán, realmente es en la Ciudad Condal donde todos los equipos presentan sus últimas novedades de desarrollo en los coches y sirve para medir el grado de competitividad que veremos en buena parte del campeonato.

Se puede decir que Mercedes ha vuelto, si es que alguna vez se fue, pues la verdad es que a las 'flechas de plata' que hasta el momento se les había atragantado el uso de los neumáticos de banda amarilla (blandos), han demostrado que los nuevos Pirelli, les van como anillo al dedo, mientras que Ferrari parece que en este Gran Premio se ha estancado un poco, ya que Vettel nunca estuvo en condiciones de amenazar el dominio de los alemanes, por no hablar de la falta de fiabilidad que siempre le toca a un correoso Raikkonen, que parece estar viviendo una segunda juventud.

Los Mercedes dominaron todo el fin de semana, y construyeron su victoria desde los entrenos libres, además hemos podido comprobar que Hamilton ha vuelto de su aparente 'ausencia temporal', y es que el inglés cuando vuelve de estos periodos siempre machaca a la competencia. Su compañero Bottas hizo también una carrera perfecta para terminar dándole a la marca de la estrella su primer doblete de la temporada, algo que hace un par de carreras parecía fuera de toda lógica.

Los Red Bull mostraban su competitividad, haciéndose Verstappen con el tercer escalón del podio, a pesar de un nuevo fallo de concentración del holandés, que tocaba por detrás al ruso Sirotkin en un periodo de ralentización de la carrera por el coche de seguridad, teniendo la suerte de romper solamente parte de su alerón delantero, y que parecía no influenciarle mucho, lo que nos da una idea del magnífico chasis que el equipo austriaco tiene.

Fernando Alonso volvía a sacar petróleo de su McLaren, que sigue siendo, a pesar de traer un coche muy evolucionado, el peor de todos los que equipan un motor Renault, el asturiano declaraba que el octavo puesto le supo a gloria, pero la verdad es que su coche dista mucho de confirmar las expectativas que se depositaron en el, y se paso gran parte de la carrera luchando con pilotos de la zona media de la parrilla, lo que no son buenas noticias.

Sainz puntuaba de nuevo en una carrera sin errores y volvía a batir a su compañero de equipo, si bien es verdad que a este la mala suerte le persiguió todo el fin de semana y en la carrera se vio obligado a abandonar tras verse inmerso en el accidente de la primera vuelta sin culpa alguna, evidenciándose también la buena evolución del equipo francés.

Fantástica de nuevo la carrera de Charles Leclerc, que con un Sauber volvía a puntuar y lo que es más llamativo, mantuvo detrás de él a Alonso durante buena parte de la prueba, y su nombre ya suena para un equipo de la parte alta para la próxima temporada.

Por ultimo la parte negativa, Romain Grosjean, el franco-suizo volvía a liarla y causó un accidente en la primera vuelta que, al margen de dejar a varios pilotos fuera, pudo tener consecuencias graves para alguno de ellos y de paso privó a su equipo (Haas) de nuevo de unos puntos más que merecidos tras el trabajo hecho por los americanos, que con un presupuesto muy ajustado tienen sin duda el cuarto mejor coche de la parrilla.

Hasta Mónaco.

 

Fotos

Vídeos