UN TRIPLETE QUE PUEDE ESPERAR

Azahara Muñoz no consiguió el triplete histórico, pero es solo cuestión de tiempo. El Open de España es uno de los torneo favoritos de la malagueña y tendrá oportunidades de sumar una tercera victoria, y una cuarta, y una quinta. Lo importante fueron las sensaciones. Tras una temporada irregular, su juego magistral le sirve como empujón de cara a afrontar la pretemporada. Muñoz pasó página a un año complicado, pero con la certeza de que el trabajo volverá a dar sus frutos en el prometedor 2019.