Sergio García hace historia y gana por tercera vez el Andalucía Masters

Sergio García celebra por todo lo alto su tercer triunfo en el Andalucía Masters en el campo gaditano de Valderrama. :: sur/
Sergio García celebra por todo lo alto su tercer triunfo en el Andalucía Masters en el campo gaditano de Valderrama. :: sur

El jugador español conquista el torneo, marcado por la lluvia, con cuatro golpes de ventaja y endulza una temporada irregular

ALEJANDRO DÍAZ

No ha sido una temporada fácil para Sergio García. Los resultados no le han acompañado e incluso se llegó a cuestionar su presencia en la pasada Ryder Cup. Sin embargo, el seleccionador del combinado europeo apostó por él. Aquello supuso un punto de inflexión en el juego que venía practicando el jugador castellonense. Fue uno de los jugadores más destacados del torneo y contribuyó a la victoria final de Europa sobre Estados Unidos al conseguir el récord de puntos en uno de los torneos más prestigiosos del calendario.

De ahí emergió la mejor versión de Sergio García. Y nunca es tarde para retomar la senda del triunfo cuando se habla de uno de los mejores golfistas españoles de la historia de este deporte. El de Borriol pisó el césped de Valderrama con sed de victoria, algo que se tornó evidente desde la primera jornada, cuando se aupó a un liderato que ya nunca abandonaría.

Sin embargo, no fue sencillo. Aunque Sergio García jugaba si no en casa, sí como en casa, tuvo que sobreponerse al 'susto' que le dio el irlandés Shane Lowry, quien llegó a ponerse a tan solo un golpe del castellonense, quien había gozado desde la primera jornada de una apacible ventaja de hasta siete golpes sobre sus perseguidores.

Durante la última jornada fue cuando comenzó a verse mermada dicha ventaja. La organización del torneo, que se vio obligado a ir a 54 hoyos en lugar de a los 72 previstos debido a las inclemencias del tiempo, trató de disputar su última jornada anteayer. García salió con seis golpes de ventaja pero, tras disputar apenas siete hoyos, esta se vio reducida a la mitad. Un brillante Lowry pareció inspirado por los truenos y después la lluvia y después los truenos otra vez, los mismos que obligaron a aplazar la última jornada un día más.

El jugador de Borriol puso por todo lo alto el punto final a una temporada en la que su juego fue de menos a más. García peleó por mantener la ventaja, pero lejos de lo que le hubiese gustado, no fue precisamente su camino hacia la victoria un simple paseo. El momento crítico llegó en el hoyo 13. Lowry había encadenado para entonces seis hoyos consecutivos con 'birdies', mientras en ese mismo hoyo 13 García se estrellaba con un 'doble bogey'. La racha descendente de García en contraposición con la ascendente de Lowry hizo tambalear las apuesta en favor del jugador irlandés. Lo que hasta ese momento había parecido un torneo sometido a un férreo control de García se tornó en la mayor de las incertidumbres.

Pero, como una metáfora de la temporada que ha vivido, la mejor versión de García volvió a emerger. En el hoyo 14 hizo un 'birdie' y Lowry, imparable hasta ese momento, se hundió con un 'doble bogey' en el 15, lo que allanó el camino a la victoria para el castellonense, quien puso la velocidad de crucero hasta sellar en el hoyo 18 la que supuso su tercera victoria en este torneo, el Andalucía Valderrama Masters.

Avería y redención

«El error de Lowry me ha ayudado a jugar los últimos hoyos más tranquilo y conservador» explicó García en sala de prensa, feliz por su nuevo triunfo en Valderrama. «A pesar de lo mucho que me gusta este campo y lo bien que se me da, nunca había pensado que podía ganar tres veces, sobre todo después tantos segundos puestos en el Volvo Masters. La gente puede creer que solo por venir está ganado, pero no es así. Valderrama es muy exigente y me siento afortunado por jugar como he jugado», sentenció el castellonense.

El codiciado 'triplete' ya forma parte del brillante currículum de García, quien de paso se llevó la victoria en el último torneo oficial de la temporada del Circuito Europeo. El de Borriol suma y sigue.