«La Ryder Cup de 1997 en Valderrama marcó un antes y un después»

Reviriego, con la prestigiosa distinción Platinum Club. :: sur/
Reviriego, con la prestigiosa distinción Platinum Club. :: sur

Javier Reviriego Director del Real Club Valderrama.El gestor se convierte en el primer europeo en unirse al Club Leaders Forum

ALBERTO GÓMEZ

Javier Reviriego, director general del Real Club Valderrama de Sotogrande (San Roque) se convierte en el primer europeo en unirse al Consejo Asesor de Club Leaders Forum, que está compuesto por 16 directores generales que han alcanzado el estatus platinum a lo largo de sus carreras y gestionan algunos de los clubes privados más prestigiosos de todo el planeta. Reviriego fue jugador profesional y ha sido director de Finca Cortesín y Fuerteventura Golf Resort, antes de desembarcar en el club de golf más prestigioso de la Europa continental hace casi una década.

-¿Qué supone convertirse en el primer europeo que forma parte del Consejo Asesor de Club Leaders Forum?

-Es un gran orgullo y una prueba de que estamos progresando mucho en Europa. Los estamentos importantes de nuestro sector siempre han estado copados por estadounidenses y británicos.

SUS FRASES«Hay temas esenciales, como el uso del agua, en los que estamos años por delante de otros sectores. A pesar de ello, tenemos más trabas»«El sector se ha profesionalizado los últimos años y tenemos gestores y greenkeepers de gran talento»«Al nuevo Gobierno de la Junta le pido que siga apostando por el golf como promoción. Es una inversión muy rentable» «En muchos casos tenemos que ejercer de 'psicólogos' a la hora de gestionar clientes»

-¿Cómo le llegó la noticia?

-Durante las Navidades me llamó el presidente del Consejo y me propuso formar parte del mismo. No dudé ni un segundo, sin duda lo tenía como objetivo en mi carrera.

-Antes de Valderrama pasó por diferentes clubes, como Finca Cortesín, Fuerteventura Resort o Sotogrande. ¿Cómo valora el estado general de los campos españoles?

-Creo que en líneas generales todos hemos progresado mucho. El sector se ha profesionalizado los últimos años y tenemos gestores y 'greenkeepers' de gran talento. Podemos hacer 'benchmarking' con algunos de los mejores campos del mundo, algo que era impensable hace unos años.

-¿Cuáles son las principales fortalezas y debilidades del sector?

-Sin duda las fortalezas tienen mucho que ver con la belleza del entorno en que suelen estar ubicados los campos y la calidad de los diseños. Algunos de los mejores diseñadores del mundo han puesto su sello en España, como Robert Trent Jones, Jack Nicklaus, Kyle Philips o Gary Player. Si a una buena arquitectura le sumas un buen mantenimiento, buen clima y excelente atención al cliente, tienes la combinación perfecta para que nos visiten golfistas de todo el mundo. Como debilidades o amenazas destacaría sin duda el decrecimiento del número de jugadores en España durante los últimos años y las dificultades que muchas veces nos pone la administración. Hay temas esenciales, como el uso del agua y el manejo de productos fitosanitarios, en los que estamos años por delante de otros sectores, y a pesar de ello tenemos más trabas y obstáculos.

-Valderrama es uno de los clubes más prestigiosos del mundo. ¿Qué marca la diferencia?

-Creo que es un conjunto de muchos factores. Si hablamos del 'hardware', le diría que la belleza del alcornocal en el que se encuentra el campo, el diseño de Trent Jones, la calidad del mantenimiento y las instalaciones en general. Si nos referimos a lo que yo llamo 'software', el equipo humano que tenemos en el club es de primer nivel y nos permite ofrecer un gran servicio. Nuestros clientes esperan algo más que un gran campo: quieren sentirse atendidos y vivir una experiencia única.

-La historia del club también resulta fundamental, imagino.

-Sin duda alguna. La historia del club tiene un gran peso en nuestra imagen y reputación. La Ryder Cup marcó un antes y un después y proyectó la imagen de un campo en perfectas condiciones a todo el mundo. Hasta entonces, no se había visto un nivel de manicura y detalle así en Europa, era terreno acotado para los campos de Estados Unidos.

-¿Cuáles son los criterios de selección para los clubes Platinum?

-Hay seis criterios básicos: reconocimiento y reputación universal, excelencia de las instalaciones, nivel de servicio y experiencia, calidad de la membresía, gobierno y gestión profesional a todos los niveles y capacidad para adaptarse a los nuevos tiempos. El 'ranking' comenzó a elaborarse hace 20 años y es muy respetado en Estados Unidos. Mi principal labor como miembro del Consejo será la de potenciar la marca en Europa y ayudar a que más clubes europeos puedan cumplir los estándares del excelencia que les lleven a formar parte del 'top 100' mundial.

-¿Cómo valora la apuesta de las administraciones, tras años sin patrocinios públicos, por los torneos profesionales en Andalucía?

-Yo creo que no hay mejor forma de proyectar la imagen de un destino que a través de un gran torneo profesional. El Tour Europeo es una plataforma para destinos y marcas con proyección mundial. Otros destinos de golf, como Turquía, Marruecos o Dubái, que compiten con Andalucía por atraer golfistas, apuestan por este tipo de torneos y sin duda están obteniendo frutos de ello. Aplaudo la decisión de la Junta de apostar por el golf como medio de promoción turística.

-¿Cuáles son las aptitudes más importantes que debe tener un director de campo?

-Un club no deja de ser una empresa, y por tanto hay que tener conocimientos de gestión, pero la particularidad de un cirector es que tiene que tomas decisiones relacionadas con el marketing, el merchandising, la agronomía, la organización de eventos o la gestión de alimentación y bebidas. Aparte le diré que el trato con los socios y las relaciones públicas forman una parte esencial. En muchos casos tenemos que ejercer de 'psicólogos' a la hora de gestionar clientes.

-¿Qué papel juega el golf en el turismo andaluz y qué le reclamaría al nuevo Gobierno de la Junta?

-Si pensamos en Costa del Sol, pensamos automáticamente en Costa del Golf. El turismo de golf tiene un impacto brutal en nuestra economía, y no me refiero únicamente al turismo ocasional, sino también al residencial. Sólo hay que ver la gran cantidad de golfistas extranjeros que son socios de clubes andaluces. Al nuevo Gobierno le pido que siga apostando por el golf como medio de promoción. Es un inversión muy rentable y que sobradamente ha demostrado ser eficiente.

 

Fotos

Vídeos