Otaegui, en su mejor versión

Adrián Otaegui, durante un golpeo realizado el mes pasado en el Belgian Knockout, donde finalizó primero. :: efe/
Adrián Otaegui, durante un golpeo realizado el mes pasado en el Belgian Knockout, donde finalizó primero. :: efe

El jugador donostiarra consigue su segunda victoria en el Circuito Europeo y apunta a la Ryder

ALEJANDRO DÍAZ

málaga. El jugador donostiarra Adrián Otaegui se impuso por segunda vez en su carrera en el Circuito Europeo, y lo hizo en el novedoso Belgian Knockout, donde se valió del extraordinario momento de forma que ha exhibido en las últimas semanas.

El español, que llegó a la prueba belga al borde del 'top 100' del ránking mundial, derrotó en la final al francés Benjamin Hebert. Lo hizo con -3 al total en nueve hoyos por el -1 de su rival, que comenzó tomando la delantera pero cedió ante los cuatro 'birdies' de Otaegui entre los hoyos 4 y 8.

La trayectoria de Adrián Otaegui en el torneo fue, sencillamente, espectacular: octava plaza en la fase 'stroke play' con vueltas de 69 y 68 golpes, y victorias en la fase 'match play' ante el sudafricano Erik van Rooyen, el alemán Maximilian Kieffer, el inglés Matthew Southgate, el cacereño Jorge Campillo -el mejor en la primera fase-, y el escocés David Drysdale.

Otaegui atraviesa un gran momento de forma y de juego: hace un mes ya estuvo a punto de vencer en el Abierto de China Se trata de su segunda victoria en el Circuito Europeo y, aunque está en las quinielas para la Ryder, prefiere ir paso a paso

Cabe reseñar que Adrián Otaegui ya había vencido en el Circuito Europeo, y lo hizo curiosamente en otro torneo con duelos directos, el Saltire Energy Paul Lawrie Match Play, en cuya final ganó al alemán Marcel Siem por 2/1. Más recientemente, hace menos de un mes, rozó el título en el Volvo China Open. Sobre su estado de forma actual, Otaegui no tiene dudas. «Estoy feliz, contento y muy relajado después de los últimos nueve hoyos contra Benjamin Hebert, que no me lo ha puesto fácil. Me siento muy orgulloso de cómo he jugado toda la semana y doy las gracias a mi 'caddie', Ian, que me ha ayudado mucho», señaló el donostiarra.

Otaegui explicó que el último fue «un buen partido, 3 bajo par no está nada mal en tres hoyos». Y añadió: «Los dos hemos jugado muy bien. Empecé con 'bogey', pero después de los cuatro primeros hoyos me he dado muchas oportunidades de 'birdie' y he metido buenos 'putts'».

Victorias diferentes

Además, Otaegui quiso precisar las diferencias entre sus dos victorias: «Aunque este torneo también se ha jugado a 'match-play' (por hoyos), el formato no era igual que el que gané el año pasado; por eso esta vez he intentado mantener la concentración y jugar contra mí mismo; obviamente, vas compitiendo contra tu oponente, pero al hacerlo en formato 'stroke play' (por golpes) la sensación es diferente», analizó el guipuzcoano.

Consciente de que su buen estado de forma acompañado de triunfos le pueden acercar a la Ryder Cup, Otaegui reconoció que jugarla «siempre es un objetivo», aunque matizó que prefería «no pensar en ello ahora e ir paso a paso». No obstante, aprovechó para enviar un mensaje al capitán del equipo europeo, el danés Thomas Bjørn: «Thomas, si te fijas en mí, verás que me gusta mucho jugar a 'match play'».

 

Fotos

Vídeos