Marbella, referente del turismo de golf contra la estacionalidad

Los campos de marbellíes son historia viva de la Costa del Sol y unos de los principales reclamos turísticos durante el otoño y el invierno. :: sur/
Los campos de marbellíes son historia viva de la Costa del Sol y unos de los principales reclamos turísticos durante el otoño y el invierno. :: sur

La localidad malagueña destaca por la calidad de sus campos, aptos para todo tipo de jugadores, por y la variedad de recorridos

ALEJANDRO DÍAZ

El turismo de deportes, entre el que se encuentra el segmento del golf, encuentra en España durante la temporada invernal un destino que reúne todas las características que requiere este exigente y a la vez atractivo perfil de viajero:infraestructuras de calidad y un buen clima. Es por ello que Marbella está cada vez mejor posicionada a nivel mundial para recibir desde jugadores aficionados a distintas disciplinas -entre ellas el golf, que vive en estas fechas su particular temporada alta-, hasta clubes de fútbol profesionales llegados desde todas las partes del globo.

Marbella destaca por la calidad de las infraestructuras de sus campos de golf, cuyo turista tiene a esta localidad como destino preferente todo el año. Entre ellos, hay clubes emblemáticos, como el de Río Real, enclavado en el lugar más privilegiado de Marbella, a solo cinco minutos del centro de la ciudad e inaugurado en 1965. El campo discurre junto al río Río Real, del cual deriva su nombre, formando parte integrante del campo de golf, acompañándole hasta su desembocadura en el mar Mediterráneo.

Un de club de renombre es el de Aloha, que fue sede del Open de Andalucía en tres ocasiones. Del estilo 'parkland' y con par 72 presenta un diseño tradicional con cuatro hoyos de par 5, diez de par 4 y cuatro de par 3 distribuidos uniformemente entre las dos vueltas.

Hay clubes emblemáticos, como el de Río Real, enclavado en el lugar más privilegiado de Marbella, a cinco minutos del centroA través de los cuatro kilómetros de la 'Milla de Oro' operan algunas de las marcas más lujosas del mundo

Los dos campos del Real Club de Guadalmina son una parte importante de la historia de la Costa del Golf. Por ellos han pasado algunos de los mejores jugadores del golf nacional y figuras célebres de todo el mundo. Una de sus claves es su ubicación, cercana a un núcleo de población como San Pedro Alcántara y, a la vez, situada estratégicamente próxima a Marbella, en pleno corazón de la Costa del Golf. La orografía de la finca original es perfecta para sus instalaciones. Guadalmina cuenta con dos campos de golf de 18 hoyos y un campo de 9 hoyos par 3. Además dispone de un campo de prácticas para 40 jugadores con plataforma cubierta con 21 plazas, 'chipping', búnker de prácticas y 'putting green'.

Por su parte, Los Naranjos es uno de los mejores campos de golf de la Costa del Sol, situado en pleno corazón de Marbella. Desde su nacimiento a mediados de la década de los setenta, un número importante de campeonatos, profesionales y amateurs, se han jugado en Los Naranjos. Por ejemplo, en 1988 fue sede del Ladies Open de Marbella, perteneciente al Ladies Europen Tour, en el cual jugó Laurette Maritz de Sudáfrica, ganadora del torneo. En 1989 el club acogió el PGA Campeonato de España,en el que jugaron José Rivero y Severiano Ballesteros ambos.

Otra joya de este deporte de la localidad es Cabopino Golf, que se encuentra en el extremo más oriental de Marbella frente al puerto deportivo de Cabopino. Cuenta con un recorrido (18 hoyos) diseñado por el arquitecto Juan Ligués Creus y presenta unas espectaculares vistas al Mediterráneo, así como una bonita vegetación con profusión de magníficos pinos de copa ancha.

En las proximidades de Marbella también se encuentra Villa Padierna Golf Resort. Sus campos son una parte importante de la Costa del Golf. Por él han pasado algunos de los mejores jugadores del y figuras célebres de todo el mundo. Los campos de Villa Padierna son célebres por sus recorridos destinados a jugadores experimentados y también para quienes se están iniciando. Uno de sus muchos atractivos es poder ofrecer tres campos de golf diferentes, aptos para cualquier nivel de hándicap, ya sea alto o bajo. Todos los jugadores se divierten y encuentran el campo que se adapta a su nivel de juego. Además, ofrecen un entorno único, sin ruidos y alejado del bullicio de los núcleos urbanos de la Costa del Sol.

También destaca por su proximidad el campo de La Quinta Golf, que el mes pasado acogió el Open de España y que congregó a leyendas del golf, como Laura Davies, estrellas incipientes, como Georgia Hall y la ganadora, Anne Van Dam, así como a la jugadora malagueña más internacional: Azahara Muñoz.

Son solo algunos ejemplos de un destino que cuenta con veinticinco kilómetros de costa, cuatro puertos deportivos y un clima privilegiado. Marbella es la segunda localidad más poblada de la provincia de Málaga y la octava de Andalucía. Puede presumir de un microclima que hace que goce de una temperatura media privilegiada. Sus playas de arena blanca son otro de sus atractivos. Y como ciudad de compras, Marbella es un destino especial dentro de la Costa del Sol. En ella operan las marcas más lujosas del mundo. De hecho, es célebre su Milla de Oro: cuatro kilómetros que conectan el casco antiguo de la ciudad con Puerto Banús. En ella se ubican las residencias más lujosas de Marbella y hoteles como Puente Romano o Marbella Club.

A la plaza de los Naranjos, diseñada tras la conquista cristiana de Marbella, se asoman la ermita de Santiago, el Ayuntamiento y la Casa del Corregidor, construidos entre los siglos XV y XVI. Se hallan en pleno centro histórico de la villa, con sus casas blancas y balcones cuajados de flores. Cerca de la plaza se encuentran la capilla de San Juan de Dios y la ermita del Santo Cristo de la Vera Cruz, del siglo XVI, así como la iglesia de la Encarnación, del XVII. Esta última consta de tres naves y su puerta principal, tallada en piedra ocre al estilo Rococó, es una auténtica maravilla.

Centro Histórico

El centro histórico conserva restos de la muralla que rodeaba la ciudad en la época musulmana y del castillo árabe. En una torre se pueden ver capiteles romanos empotrados, lo que revela que se usaron materiales de construcciones aún más antiguas para erigir el recinto defensivo. El Hospital Bazán, situado en las proximidades, alberga la sede el Museo del Grabado Español Contemporáneo, con obras de Picasso, Miró, Tapies o Chillida. Mientras que el Museo del Bosái, a escasa distancia, exhibe una de las colecciones más completas de Europa.

A estas joyas monumentales hay que unirles sus playas de arena fina, la belleza de las montañas y las zonas verdes, y su infinita oferta grastronómica, de restauración y de ocio. Marbella atesora todos los alicientes para ser epicentro del turismo más cotizado en toda Europa y, ahora, también, de América. Aello hay que sumar que la Costa del Sol toma su nombre gracias a las horas de luz que atesora a lo largo del año que asciende a los tres millares de horas de luz.

Más

 

Fotos

Vídeos