Un idilio roto por miles de dólares

Kuchar, a la derecha, junto a su 'caddie' eventual para el torneo, David Ortiz, con quien no parece que vaya a colaborar más. :: getty images/
Kuchar, a la derecha, junto a su 'caddie' eventual para el torneo, David Ortiz, con quien no parece que vaya a colaborar más. :: getty images

Matt Kuchar jugó un torneo del Circuito Americano con un 'caddie' del club. Juntos se llevaron la victoria contra pronóstico y ahora no se ponen de acuerdo por el dinero

ALEJANDRO DÍAZ

Málaga. Kuchar acudió el pasado mes de noviembre al Mayakoba Golf Classic, torneo del US PGA Tour que se juega en la Riviera Maya, si sun 'caddie' habitual. Así que jugó con uno 'eventual', mucho más económico: del diez por ciento del premio que suelen llevarse los habituales, Kuchar se limitó a remunerar a su compañero en el torneo con solo 5.000 dólares. De ahí surgió un conflicto laboral y una polémica que sigue trayendo cola meses después. No en vano, Kuchar ganó aquel torneo, por el que se embolsó 1,3 millones de dólares.

Su 'caddie' mexicano, David 'El Tucán' Ortiz, que trabaja para el club de un resort de la zona, ha mostrado su disgusto con Kuchar en distintas entrevistas, a quien reclama su 10 por ciento. Esto es, 130.000 dólares, cifra muy superior a los 5.000 pagados en un sobre en metálico y acordados según la versión de Kuchar.

El golfista se escuda en la condición de trabajador de un club y no de 'caddie' habitual suyo o de alguna otra estrella del golf para rebajar en tanto los emolumentos. Pero las críticas se cebaron con Kuchar, quien llegó a insinuar que ofreció de su bolsillo, y no del de la agencia que lo representa, una bonificación adicional de 15.000 dólares. Por su parte, Ortiz la rechazó y argumentó que considera que lo mínimo hubiese sido un pago de 50.000 dólares.

«La foto de nosotros dos posando con el trofeo tras la victoria estará para siempre en la pared de mi oficina»

'El Tucán' asegura ahora que no volvería a estar interesado en trabajar para Kuchar, aunque lo describió como una «buena persona».

Kuchar reconoció que algunos jugadores le estaban haciendo pasar un mal rato por la polémica del pago de 'caddie'. Además, no es la mejor de las imágenes que puede transmitir una persona, y menos aún, una estrella, que en parte vive precisamente de eso: la proyección de su propia imagen.

Rectificación

Kuchar no entendía por qué el conflicto salarial se había convertido en «un tema tan emocional». «La cantidad de 2.000 dólares respecto a un premio de 1,3 millones es escasa», admitió, pero dijo que tenía una visión diferente: «Pienso que si le dieran la misma oportunidad de hacerlo, diría 'sí'. La foto de nosotros dos con el trofeo siempre estará en la pared de mi oficina». Las buenas palabras no fueron suficientes y el mes pasado Kuchar cedió, pidió disculpas y abonó los 50.000 dólares.