EL IVA, LA GRAN CUENTA PENDIENTE CON EL SECTOR

Los clubes ofrecen descuentos hasta verano. :: sur/
Los clubes ofrecen descuentos hasta verano. :: sur

Al estallido de la crisis, en 2008, se sumó la subida del IVA cuatro años después, un revés inesperado que para los clubes significó un salto en la tributación del ocho al veintiún por ciento. La mayoría de clubes optaron por asumir la subida sin aumentar los precios, una decisión que acarreó consecuencias nefastas en la rentabilidad y la gestión de los campos. La caída de ingresos forzó una reestructuración de personal que destruyó empleo en varios clubes, un escenario que comienza a revertir. El descenso de los patrocinios, principal motor de los cientos de torneos amateurs que se organizan cada año en la Costa del Sol, ha supuesto otro de los caballos de batalla del sector durante la crisis. Para los pequeños clubes de socios, donde el número de jugadores apenas varía, la falta de ayudas privadas ha resultado un mazazo, aunque desde hace meses hay un renovado interés por la promoción del golf, fruto de la apuesta que las administraciones retomaron hace tres años con el patrocinio de grandes torneos profesionales, como el Andalucía Masters o el Open de España femenino, que han atraído a la comunidad andaluza a jugadores como Sergio García, Jon Rahm o Azahara Muñoz. El regreso de torneos profesionales a Andalucía ha impulsado en los últimos tres años decenas de remodelaciones en los clubes de la comunidad. El Circuito Europeo vuelve a incluir el destino en su calendario y los campos quieren aprovechar la oportunidad.