Sergio García toma posiciones en la primera jornada del Andalucía Masters

Sergio García es uno de los grandes favoritos. /EFE
Sergio García es uno de los grandes favoritos. / EFE

Jon Rahm mantiene sus opciones intactas a pesar de finalizar con dos golpes bajo par tras una tarde ardua en la que el calor fue protagonista

ALEJANDRO DÍAZSAN ROQUE.

Es su campo: exigente, espectacular, técnico y una eterna promesa de emoción en cada hoyo. Sergio García salió en el mediodía de ayer inspirado al césped de Valderrama, que mostró un aspecto impecable. Se puede decir que las condiciones climáticas le ayudaron a quienes disputaron esta primera tanda de la jornada: el viento fue protagonista, aunque lo fue, y contra todo pronóstico, por su ausencia en una zona tradicionalmente caracterizada por fuertes rachas. Otros años, este torneo se ha celebrado más cerca del otoño, por lo que el viento e incluso la lluvia han marcado en cierto modo el transcurso de un torneo asentado en el Circuito Europeo y valedero para la Carrera a Dubái.

La ausencia de viento, unida a una temperatura refrescante y húmeda, contribuyó a que los golfistas que jugaron por la mañana gozaran de unas inmejorables condiciones para la práctica de este deporte. García supo aprovechar esta pequeña ventaja para situarse dentro del grupo que firmó 66 golpes, a solo uno del liderato. Si bien, como reconoció el propio jugador de Borriol: «La primera jornada en Valderrama no sirve para saber quién será el ganador».

Lo que sí marcó este primer contacto es dónde se establecerá el corte que despedirá hoy a muchos de los participantes. Que bien podría ser en un golpe bajo el par. Esto se debe a que la falta de viento y las buenas condiciones climáticas favorecieron que muchos jugadores lograsen finalizar ayer por debajo del par.

Jon Rahm fue uno de ellos. El jugador vasco, que jugó por la tarde, se encontró con que el sol apretaba y los 'greenes' se hallaban más secos. Compitió contra sí mismo: por cada par, se respondía con un 'birdie'. Y así estableció su propia dialéctica que llegó a su cumbre en el hoyo 11, cuando consiguió un 'eagle'. Rahm se mostró confiado en todo momento y sus dos golpes bajo el par del campo, unido a su buen juego, le hacen mantener sus opciones intactas aún.

Más difícil será pasar llegar al fin de semana para el grueso de La Armada. Olazabal, De la Riva o Cañizares, que firmaron el par, tendrán hoy una dura jornada de trabajo si quieren seguir adelante. Otros, como Larrazabal y Arnaus, parten desde tres golpes bajo el par, uno más que Rahm, por lo que salvo sorpresa tienen relativamente fácil llegar a la tercera jornada. En cualquier caso, ayer, en cabeza y en solitario, el francés Víctor Pérez durmió como líder.