García pide disculpas por maltratar un campo e insultar a los 'caddies'

García, uno de los mejores jugadores del mundo, ha vuelto a ser centro de otra polémica por maltratar los 'greenes' de Arabia Saudí. :: sur/
García, uno de los mejores jugadores del mundo, ha vuelto a ser centro de otra polémica por maltratar los 'greenes' de Arabia Saudí. :: sur

El español, descalificado en Arabia Saudí por mal comportamiento, confiesa que está trabajando «en reconducir mis emociones»

ALBERTO GÓMEZ

Errar es humano y de sabios es rectificar. Por todas las tesituras ha pasado Sergio García, uno de los mejores golfistas españoles de la historia, a quien muchas veces le traiciona su carácter. Sucedió así en Arabia Saudí, donde fue descalificado por dejar en mal estado algunos greens producto de su enfado. Unos días después de lo sucedido, con la cabeza más fría, García quiso pedir disculpas por lo ocurrido, cosa que hizo a través de un mensaje en sus redes sociales. «He tenido tiempo para reflexionar y quiero pedir perdón a los aficionados y a mis compañeros. Lo ocurrido no es un ejemplo de lo que quiero ser y no transmite lo que verdaderamente soy», aseguró el golfista en Instagram.

Sergio quiso explicar los motivos que lo llevaron a tener ese comportamiento: «Soy un jugador pasional y al mismo tiempo que es uno de mis puntos fuertes, también es, a veces, mi punto débil. Estoy centrado en reconducir esas emociones, en aprender y mostrar lo mejor de mí. Gracias por todo vuestro apoyo». El golfista de El Borriol aclaró la situación desde Los Ángeles, donde disputó el Genesis Open en Riviera, torneo perteneciente al PGA Tour, y su hermano Víctor le hizo de 'caddie'. Junto a él, estuvieron Jon Rahm y Rafa Cabrera Bello, además de Tiger Woods. Firmó una actuación discreta, con doce golpes por encima de J.B. Holmes, el vencedor del torneo.

Sergio García ha acumulado en los últimos años motivos de felicitación: su boda y primeriza paternidad, la distinción como miembro vitalicio del Circuito Europeo y su épica victoria en Augusta, cuyo eco aún endulza el paladar de los aficionados españoles. El jugador castellonense, sin embargo, firmó un 2018 irregular, sin pasar el corte en ninguno de los grandes, una situación que ha reabierto su caja de los truenos. Al 'Niño', apodo que recibió cuando aún era un chaval que a punto estuvo de arrebatarle un 'major' a Tiger Woods en 1999, parecía sentarle bien la madurez de los treinta y largos, pero su último incidente ha vuelto a generar críticas entre colegas y periodistas.

«Lo ocurrido no es un ejemplo de lo que quiero ser y no transmite lo que verdaderamente soy», explica García«Soy pasional. Es mi punto débil. Estoy centrado en reconducir esas emociones, en aprender y mostrar lo mejor de mí»

Su actitud le ha colocado en el ojo de los comentarios entre dientes, pero también públicos. El de Borriol fue descalificado en el Saudi International por «maltratar los 'greenes'» y además la tomó con los «'caddies' 'de mierda» en el torneo, acciones que han recibido respuesta del mismísimo Brooks Koepka, el número dos del mundo. «Es Sergio actuando como un niño. Es muy desafortunado que él haga eso y luego se queje. Todos tienen que jugar en el mismo campo de golf. Yo no jugué muy bien, pero no he visto a nadie más haciendo eso. Quiero decir... tienes 40 años, crece de una vez», le dijo en el podcast 'Playing Through'. Koepka ve «frustrante» la actitud de García, a quien acusa de comportarse de manera muy infantil. «Es una falta de respeto a todos ver a un jugador actuando así. No es bueno para él actuar como un niño», criticó. El golfista estadounidense es el vigente campeón del Abierto de Estados Unidos y del campeonato de la PGA.

En una entrevista concedida a El País el año pasado, García confesó sentirse mejor tratado fuera de España: «Sin ninguna duda, el deporte rey en mi país es el fútbol. Es el que manda y yo soy el primero que lo ve. Entonces sí que me siento más reconocido en Inglaterra y en Estados Unidos que aquí en España. Es algo normal. España ha mejorado mucho en los últimos años. Tengo mucho fan y la gente me apoya mucho. Pero en lo que respecta a la prensa me respetan más fuera que dentro». Aunque luego reconocía: «Obviamente yo he hecho algunas cosas que no debería haber hecho, y la prensa ha aprovechado para hacerse grande en esos momentos. Son cosas que ocurren, han ocurrido siempre, y hay que lidiar con ellas de la mejor manera».