Un duelo decepcionante

Ninguno de los dos jugadores de un evento inédito hasta el momento supo estar a la altura de las expectativas. :: SUR/
Ninguno de los dos jugadores de un evento inédito hasta el momento supo estar a la altura de las expectativas. :: SUR

El encuentro entre Woods y Mickelson en Las Vegas no cumple con las expectativas creadas

ALEJANDRO DÍAZ

málaga. Nunca había sucedido algo así en la historia del golf. Un duelo en Las Vegas con el único premio del 'honor' y un más que suculento premio en metálico. Es algo muy común en distintas disciplinas, como en el boxeo. Pero no en un deporte, como el golf, que hasta ahora se había mantenido al margen de un formato que, tal y como se demostró, no es el ideal para esta disciplina.

Como las estrellas del boxeo, tanto Woods como Mickelson azuzaron durante las semanas previas su rivalidad. Y es cierto que la relación entre ambos ha sufrido altibajos a lo largo de los años. A pesar de ello, la sintonía entre ambos a día de hoy es total y los mensajes de 'provocación', tan típicos en estos espectáculos de Las Vegas, no dejaban de sonar impostados.

Ambos se pusieron manos a la obra. Lo titularon 'The Match'. Convencieron a los patrocinadores. Escogieron el espectacular campo de Shadow Creek, ubicado en pleno corazón de Las Vegas. Vendieron los derechos televisivos a plataformas de pago. Y pusieron un bote de, nada menos, nueve millones de dólares para el ganador. ¿Quién da más?

El anunciado 'The Match' decepcionó a defensores, críticos e incluso organizadores del torneo Un comentarista ironizó sobre el nivel mostrado: «Creo que hasta yo podría ganar sin problemas»

El pasado 23 de noviembre, día después del Día de Acción de Gracias, una de las festividades más celebradas en los Estados Unidos, Woods y Mickelson se plantaron sobre el césped del Shadows Creek. Lo que sucedió después decepcionó a detractores, a defensores e incluso a los organizadores. ¿La causa? El pobre nivel de juego que mostraron ambos jugadores. La falta de emoción, de ritmo. El propio comentarista de una de las televisiones que retransmitieron 'The Match', el ex jugador de baloncesto Charles Barkley, comentó ante el sopor generalizado que hasta él, que se siente un pobre golfista, podría vencer.

Victoria final

Después de 22 hoyos intrascendentes, el experimento llegó a su fin y Phil Mickelson se impuso a Tiger Woods. Nunca es una mala noticia ganar nueve millones de euros, aunque no son pocos los que se cuestionan sobre hasta qué punto el formato fue o no acertado. 'The Match' fue un éxito a nivel de audiciencia. Millones de aficionados de todo el mundo lo siguieron a través de plataformas privadas y de canales de pago por 'online'. La previa generó mucha expectación: no en vano, desde que se hiciese público el pasado mes de agosto, el evento ha sido carne de debate en todo tipo de medios especializados en este deporte.

El impacto parece innegable. Lo que no lo es tanto es si fue positivo o, más bien, negativo. No existen datos sobre quienes se quedaron hasta el final del duelo. A nivel promocional, también queda en cuestión si ha supuesto un impulso para la emergente imagen de Woods, acompasada de una buenta temporada, o un pequeño borrón. Lo que no parece es que sirviese para ganar nuevos aficionados al golf.

 

Fotos

Vídeos