Azahara Muñoz, con un golpe bajo par en el arranque del Bank of Hope, en Arizona

P. L. A.

málaga. La sampedreña Azahara Muñoz comenzó ayer su participación en el Bank of Hope Founders Cup, en Phoenix (Arizona, EE.UU.), una nueva cita en el LPGA Tour y en la que confía en confirmar las buenas sensaciones ofrecidas en este arranque de temporada, en el que lleva en cuatro torneos celebrados una tercera plaza (en el HSBC de Singapur), una quinta (en el ISPS Handa Vic Open) y una sexta (en el ISPS Handa Women's Australia Open).

Muñoz completaba una aceptable primera jornada, a pocos hoyos del final de la misma. Estaba con un golpe por debajo del par del campo en una posición inferior a la trigésima, después de un 'eagle', un 'birdie' y dos 'bogeys' en la jornada. La líder provisional, con sólo la mitad de jugadoras compitiendo, era la golfista británica Charlotte Thomas, que cerró con -7, un total de seis impactos menos que Azahara Muñoz. La mejor española era Carlota Ciganda, con -5 y sin que tampoco hubiera culminado ese primer recorrido.