Almería ultima una estrategia para atraer turismo de golf en verano

El campo de golf de Almerimar se construyó en 1976 y es uno de los más antiguos de la provincia de Almería. :: sur/
El campo de golf de Almerimar se construyó en 1976 y es uno de los más antiguos de la provincia de Almería. :: sur

La Junta presenta una iniciativa para vincular la localidad con un segmento que mueve a millones de visitantes en Europa cada año

ALEJANDRO DÍAZ

El 'turismo' en Almería se remonta a las visitas de los griegos, fenicios, romanos y cartagineses, pero los que más tiempo se quedaron fueron los árabes, que dejaron marcada una profunda huella en ciudades y pueblos. Son muchos los atractivos turísticos de la provincia, como sus interminables playas, sus campos de golf y los puertos deportivos que atraen a un importante turismo náutico, entre los que cabe destacar Almerimar. Otro gran aliciente de Almería son sus parques naturales. Destaca el del Cabo de Gata-Níjar, con formaciones volcánicas, playas y pueblos encantadores. También es famoso el desierto de Tabernas, seco y agreste, donde se han rodado muchas películas sobre el viejo oeste americano.

Almería se ha consolidado en las últimas décadas como una de las opciones preferentes que acogen cada año a más turistas y de más nacionalidades. El secreto radica en su enorme abanico de opciones para los visitantes y una cuidada oferta complementaria, donde destaca el golf: sus récords anuales de días soleados y las sensaciones que produce practicar el 'swing' entre el mar y el desierto hacen de esta provincia un destino ideal que lucha por darse a conocer en los mercados internacionales.

No en vano, el pasado mes de mayo, el vicepresidente de la Junta de Andalucía y consejero de Turismo, Regeneración, Justicia y Administración Local, Juan Marín, anunció la puesta en marcha de un plan específico de promoción turística de la provincia de Almería para mejorar los datos turísticos que se han cosechado en el primer trimestre del año y en el que el consejero señaló el turismo de golf como una de las grandes oportunidades de Almería para aumentar el número de visitantes.

La Junta ha puesto un marcha un plan para promocionar el destino en los mercados internacionalesMarina Golf es un ejemplo de campo moderno y con vistas a paisajes espectaculares en una de las mejores zonas

«Almería cuenta con unas grandes instalaciones que hay que poner en valor y consideramos que son una buena oportunidad para atraer visitantes». Por ello, aseguró que la administración autonómica va a hacer un esfuerzo por situar a Almería en el mundo. «Usaremos todas nuestras herramientas de marketing digital para conseguir ese objetivo», sentenció Marín.

En este marco, Marín informó de que la intención de su departamento es organizar unas jornadas en la provincia con agencias de viaje y touroperadores para que la conozcan como una oportunidad. También subrayó que el destino Almería estará presente en las principales ferias mundiales de turismo de cruceros como serán Miami, Hamburgo o Southampton.

Lo cierto es que con la llegada del verano los campos almerienses experimentan un impacto positivo gracias a la llegada de turistas vacacionales que buscan el golf como reclamo principal. Las posibilidades son diversas: desde la sierra a la proximidad del litoral pasando por el único campo desértico de Europa. Es el caso de Dessert Springs.

Inspirado en los famosos campos desérticos de Arizona y California y construido siguiendo las especificaciones de la USGA, Desert Springs Golf Club es una espectacular representación de la creación del hombre en armonía con la naturaleza, inundado con miles de cactus, enormes zonas de flores y rocas, arroyos y ríos secos. Es el primer campo tipo desierto de Arizona construido en Europa El contraste del impecable verde esmeralda de los 'greenes' y 'fairways' en contraste con el árido pero a la vez colorido paisaje desértico. Alrededor de 600.000 cactus y otras plantas desérticas crecen progresivamente haciéndose más densas y aumentando la dificultad del juego cuanto más se aleja de la calle, hasta culminar en el temido 'lie' de pinchos, por lo que el campo es a la vez exigente y excitante y ofrece una variedad de golpes que desafían el nivel de habilidad de cada jugador, desde principiantes a profesionales.

Por su parte, Almerimar Golf, diseño de Gary Player, fue el campo pionero y el único de Almería con 27 hoyos, en una superficie aproximada de 800.000 metros cuadrados, entre lagos y palmeras, integrado en otra urbanización de alto nivel, junto al mar y abrigado por las colinas que lo rodean, con un hotel de cinco estrellas y otro de cuatro en su interior y junto a un espectacular puerto deportivo, a siete minutos de El Ejido .

Y en plena urbanización de Roquetas de Mar, una de las más turísticas del Mediterráneo y la que mayor cantidad de hoteles cuenta en Almería, se encuentra Playa Serena Golf, junto al mar y con magníficas vistas del mismo y también de las montañas que rodean a la costa almeriense. Golfísticamente, un campo preciso y con diez lagos, ocho de ellos naturales donde tienen escala exóticas aves migratorias, de enorme belleza, 18 hoyos y par 72.

Marina Golf es otro concepto de campo moderno y con vistas y paisajes espectaculares. Un paraíso para el golfista, situado en Marina de la Torre, zona residencial que también cuenta con los servicios de cuatro hoteles, y al pie de la colina donde se ubica Mojácar, uno de los pueblos galardonado por ser de los más bonitos de España. Este campo tiene dos mitades bien diferenciadas, los tres primeros hoyos cercanos al mar, siguiendo con uno de los hoyos de golf más espectaculares a nivel nacional, el par cinco del hoyo 4, subiendo a continuación a otros 10 hoyos tras una pequeña colina en un valle resguardado de la brisa marina, para finalmente volver junto al mar y finalizar los hoyos restantes.

Cortijo Grande, Envía Golf, Valle del Este, también de estilo desierto, Alborán Golf, Aguilón y Playa Macenas son algunos de los campos que completan la oferta golfística almeriense que durante los próximos meses vivirá su máximo apogeo debido a la temporada alta.

Modernización

El sector turístico almeriense ha luchado por modernizarse en las últimas décadas. De esta forma, ha ido apostando por diferentes segmentos que le valgan para desestacionalizar un sector vital que vive en la época estival su mayor apogeo. Además del desarrollo del golf como reclamo para los visitantes, la provincia ha apostado por la llegada de cruceros y el agroturismo. La diversificación de la oferta ha ido acompasada del desarrollo y optimización de los complejos hoteleros, del refuerzo del turismo residencial, de su gastronomía mediterránea y de la mejora de las comunicaciones.

Más