Miguel Ángel Jiménez acaba tercero en el Abierto Británico de veteranos

Tras empezar la jornada final como líder, el malagueño firmó una tarjeta de 75 golpes y se vio superado al final por Broadhurst

EFE | C. PAJARIÑO

El malagueño Miguel Ángel Jiménez se quedó ayer a las puertas de ganar su primer torneo grande en el circuito sénior de golf al acabar tercero en el Abierto Británico de veteranos, disputado en el campo escocés de Carnoustie y en el que se impuso el inglés Paul Broadhurst.

El jugador churrianero llegó a la jornada final como líder y con tres golpes de ventaja sobre Broadhurst, pero una ronda final de 75 impactos (+3), con tres birdies por dos bogeys y dos dobles bogeys, el último de ellos en el 18, enterraron sus opciones de triunfo. Ese último hoyo fue especialmente nefasto para las aspiraciones de Jiménez, que aún mantenía la posibilidad de llevarse el Abierto tras hacerlo muy bien en los hoyos 16 y 17. Pero salió cruz en el último. Ese hoyo fue un reflejo de las sensaciones que tuvo durante todo el día, con golpes muy lejos en precisión a los del día anterior.

Jiménez se mostró muy consistente la jornada del sábado, al firmar una tarjeta de 65 golpes en el que es considerado uno de los campos más difíciles del mundo. Pero cuando en el día de ayer perdió el liderato en el hoyo 10 las opciones del malagueño se desvanecieron. Pese a ello, el golfista costasoleño no pierde fuelle en los grandes torneos sénior. Ha jugado cinco en esta modalidad y ha hecho tres top 5 y cuatro top 10.

Por su parte, el ganador, Paul Broadhurst, firmó ayer una vuelta de 68 para apuntarse la victoria con dos golpes de margen sobre el estadounidense Scott McCarron y tres respecto a Jiménez y el sueco Magnus Atlevi, que compartieron la tercera plaza final.