Vidal trata de saldar su «cuenta pendiente» con la Champions

Arturo Vidal, ayer en su presentación. :: reuters/
Arturo Vidal, ayer en su presentación. :: reuters

El volante chileno promete en su presentación «dejar la vida en el campo» por el Barça y asegura que no es «antimadridista»

ÓSCAR BELLOT

«Yo tengo una cuenta pendiente conmigo que es ganar la Champions. Espero conseguirlo en el mejor equipo del mundo». Con estas palabras explicaba ayer Arturo Vidal los motivos que le llevaron a fichar por el Barcelona después de tres temporadas en el Bayern Múnich y cuando todo apuntaba a que su siguiente destino iba a ser el Inter de Milán.

El chileno, que fue presentado ayer como nuevo futbolista del Barcelona, se mostró «muy feliz» y «con muchas ganas de empezar a entrenar» con su nuevo equipo, al que estará ligado las tres próximas campañas tras rubricar su contrato con el cuadro azulgrana. Acompañado por Jordi Mestre, vicepresidente tercero y responsable del área deportiva de la entidad, el 'Rey Arturo' posó con su nueva camiseta, sin dorsal, y prometió «dejar la vida en el campo» para intentar que el Barça siga cosechando éxitos. «Ojalá pueda ganar tres Champions en estos tres años con el Barça», proclamó.

El volante, cuarta incorporación del vigente campeón de Liga en este mercado estival tras las llegadas deLenglet y los brasileños Arthur y Malcom, reforzará una medular a la que aportará garra y llegada, supliendo el hueco que dejó Paulinho con su regreso al Guangzhou Evergrande. A sus 31 años, Vidal cerró la semana pasada su fichaje por el Barcelona, después de que el conjunto azulgrana acordase pagar al Bayern de Múnich 19 millones de euros más tres en variables por sus servicios. Cobrará unos nueve millones por temporada y será el tercer chileno en la historia del Barcelona, tras Alexis y Bravo.

Antes de estampar su firma en el contrato, Vidal tuvo que superar una exhaustiva revisión médica que ha confirmado el buen estado de su rodilla derecha, que le mantenía de baja desde abril en un percance antes de la eliminatoria de semifinales de la Champions que midió al Bayern con el Real Madrid. Sumado al que padeció en 2014, cuando se rompió el menisco de la misma rodilla, había generado cierta preocupación en torno a un futbolista muy físico que necesita estar en plenas condiciones para lucir todas sus virtudes.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos