Simeone, sin fiestas ante el Sant Andreu

Diego Pablo Simeone, ayer. :: efe/
Diego Pablo Simeone, ayer. :: efe

El técnico rojiblanco cumple 400 partidos en el banquillo del Atlético en un duelo copero en el que no se fía del 0-1 cosechado en la ida

JAVIER VARELA

madrid. Duelo especial para Diego Pablo Simeone y no por el rival, el Sant Andreu, sino porque alcanzará la cifra de 400 partidos en el banquillo del Atlético. El argentino acumula siete temporadas y media y desde entonces ha dirigido al conjunto rojiblanco en 399 partidos, con 245 victorias, 89 empates y 65 derrotas, lo que le convierte en el segundo entrenador con más partidos al frente del equipo madrileño. Sólo Luis Aragonés, en sus diferentes etapas, supera al argentino con 611 partidos, con 307 triunfos, 135 empates y 169 derrotas.

Además, estos números le han servido al argentino para ganar siete títulos: Liga, Copa del Rey, Supercopa de España, dos Europa League y dos Supercopa de Europa. Pero el Cholo, enganchado al 'partido a partido' no quiere celebraciones, ni festejos antes de tiempo porque enfrente tendrán a un Sant Andreu que ya les puso en apuros en la segunda parte del partido de ida de dieciseisavos de final, donde sacaron una renta de 0-1.

Lo que dejó claro Simeone en la previa es que el partido será una nueva oportunidad para los jugadores con menos minutos, especialmente Nikola Kalinic, que todavía no ha marcado un gol oficial con el Atlético, y Gelson Martins -ya marcó en la ida-, que deberán aprovecharla para hacerse con el hueco que deja Diego Costa para los próximos meses. «En principio es una oportunidad para unos muchachos que no han tenido muchos minutos y necesitan demostrar por qué están en el Atlético, sobre todo para los Gelson, Kalinic que han tenido menos opciones de jugar», señaló el técnico argentino. «Yo de ellos lo viviría con entusiasmo», advirtió en un claro mensaje de que toma muy en cuenta las buenas actuaciones en estos partidos. También será una oportunidad perfecta para que Adán se estrene ante su afición tras ser el protagonista de la segunda parte del partido de ida con un par de intervenciones de mérito.

La ausencia de muchos titulares, la hora complicada para que haya buen ambiente, el rival y el resultado de la ida puede convertir el partido en una trampa para el Atlético si no sale concentrado. Hace cinco temporadas tras un 0-4 en el Narcís Sala, el Atlético remató la eliminatoria con un 2-1 en el Calderón en el único duelo entre ambos equipos. Pero esta vez el resultado permite al Sant Andreu soñar con la proeza de dar la campanada en el Metropolitano, aunque no lleguen a Madrid en el mejor momento ya que de los últimos cinco partidos que ha disputado, sólo ha ganado uno, con dos empates y dos derrotas.

 

Fotos

Vídeos